En un intento por aliviar las tensiones con Israel, el jefe de la diplomacia estadounidense prometió el jueves el apoyo a la seguridad del Estado judío a través de negociaciones separadas con Irán y los palestinos en el que se incluye la demanda israelí de "defenderse por sus propios medios".

Las declaraciones del secretario de Estado norteamericano John Kerry fueron una especie de oferta de paz al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, quien no ha ocultado su molestia con el acuerdo preliminar de reducir las sanciones económicas a Irán a cambio de que este país detenga su programa nuclear.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con Netanyahu en Jerusalén, Kerry dijo reiteradamente que la seguridad de Israel es de alta prioridad para Estados Unidos. Dijo que él y el general retirado de Marines John Allen hicieron sugerencias acerca de cómo las actuales negociaciones de paz con los palestinos pueden mejorar la seguridad de Israel.

Kerry no fue específico y, por separado, Netanyahu dijo a la prensa que discutir los detalles con los medios no ayuda al proceso.

Sin embargo, Kerry hizo hincapié en que Estados Unidos reconoce que Israel es un país que puede "defenderse a sí mismo, por sus propios medios". Netanyahu ha insistido en que cualquier acuerdo de paz debe permitir que Israel mantenga una presencia de seguridad en la Franja de Gaza, propuesta que ha molestado a los palestinos.

"Siempre hemos sabido que éste es un camino difícil y complicado, lo entendemos", dijo Kerry al final de su reunión de tres horas con Netanyahu. "Creo que estamos progresando y las partes siguen comprometidas en esta tarea".

Posteriormente Kerry se dirigió a la ciudad de Ramalá, en la Franja de Gaza, para reunirse con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, y continuar las negociaciones que ya llegan a su quinto mes sin que se hayan logrado resultados.

Netanyahu, al ofrecer su propia versión del encuentro con Kerry, dijo que Israel está listo para la paz, pero "debe ser capaz de defenderse a sí mismo, por sí mismo, con sus propias fuerzas, contra cualquier probable amenaza".

Israel tiene el control militar de la Franja de Gaza y no quiere renunciar a él, pero un eventual plan de paz impulsado por Estados Unidos puede proponer el despliegue de fuerzas internacionales en la frontera con Jordania, aunque autoridades de ambos bandos se han negado a discutir los detalles.

La reunión en Jerusalén, que continuará el jueves por la noche durante una cena privada, trata de calmar a Netanyahu después de que las potencias mundiales alcanzaron un programa preliminar para detener el programa nuclear de irán que enfureció a Israel.

___

Lara Jakes está en Twitter como: https://twitter.com/larajakesAP