Los preparativos para transportar los agentes químicos más peligrosos del arsenal sirio desde distintos sitios al puerto de Latakia están en marcha, pero hay graves problemas de seguridad en las carreteras principales del país devastado por la guerra, dijo el miércoles la jefa de la misión encargada de la destrucción de las armas químicas de Siria.

Sigrid Kaag dijo a la prensa después de informar al Consejo de Seguridad de la ONU que "hay factores fuera de nuestro control" que podrían afectar el ambicioso calendario para destruir todo el programa sirio de armas químicas antes de mediados del 2014.

La funcionaria puso como ejemplo la deficiente seguridad en la carretera que une Damasco y la norteña ciudad de Homs, una arteria clave en el camino a Latakia, lo que la obligó en días recientes a viajar a Beirut y luego a Latakia en helicóptero para una reunión.

Kaag señaló que si ese camino no se puede utilizar, "realmente es un problema".