El líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador evoluciona de manera favorable un día después de sufrir un infarto y ser sometido a una cirugía, informó el miércoles uno de los médicos que lo han atendido.

En un comunicado divulgado por la oficina del dos veces candidato presidencial, el doctor Octavio González señaló que no se ha presentado "ninguna complicación".

Señaló que será trasladado a la unidad de terapia intermedia del hospital privado donde se recupera.

López Obrador, de 60 años y quien en las últimas semanas ha dedicado su actividad política a protestar contra una propuesta de reforma energética que considera significaría la privatización de la industria petrolera, tuvo un infarto al miocardio la madrugada del martes y ese mismo día fue sometido a un cateterismo cardiaco.

López Obrador fue candidato presidencial en 2006 y 2012 por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática. En ambas ocasiones quedó en segundo lugar y se dijo víctima de un fraude electoral.

Luego de los comicios del 2012, López Obrador renunció al PRD y se ha enfocado en promover un nuevo grupo político llamado Movimiento de Regeneración Nacional.

Seguidores de López Obrador protestaron el miércoles frente al Senado, donde se prevé que esta semana inicie la discusión de la reforma energética con la que se busca abrir de manera amplia la participación de la iniciativa privada en la industria petrolera. El gobierno y los legisladores que promueven la iniciativa aseguran que no se privatizará la industria y que garantizarán que la propiedad del hidrocarburo permanezca en manos del Estado.