Una pintura de Norman Rockwell titulada "Saying Grace" se vendió en subasta por un récord de 46 millones de dólares.

De acuerdo con Sotheby's, "Saying Grace" impuso el miércoles una marca no sólo para el ilustrador del Saturday Evening Post, sino también para una pintura estadounidense vendida en subasta. No se reveló el nombre del comprador.

La obra tenía un precio de venta estimado en entre 15 y 20 millones de dólares. En el 2006, la misma casa de subastas vendió "Breaking Home Ties" de Rockwell por más de 15 millones de dólares, entonces un récord.

La marca previa para una pintura estadounidense se estableció en 1999, también en Sotheby's, cuando "Polo Crowd" de George Bellows se vendió por 27,7 millones de dólares.

"Saying Grace" muestra una escena en un restaurante atestado con un chico y una mujer inclinados en oración bendiciendo la mesa.

Otra pintura del artista, "The Gossips", se vendió por casi 8,5 millones de dólares, mientras que "Walking to Church" obtuvo poco más de 3,2 millones.

Durante casi dos décadas, las tres obras se exhibieron en préstamo en el Museo de Norman Rockwell de Stockbridge, Massachusetts, que alberga la más grande colección de obras del artista.

Rockwell recibió 3.500 dólares por "Saying Grace". Apareció en la portada de la edición del Día de Acción de Gracias de la revista en 1951 y fue seleccionada por los lectores de Post como la favorita en una encuesta de 1955.

La idea para la ilustración vino de un lector que vio a una familia menonita rezando en un restaurante. El hijo de Rockwell, Jarvis, estuvo entre los modelos que el artista usó para la obra.

El ilustrador, que creó su primera portada para Post en 1916, es celebrado por sus reflexivas obras sobre pequeños pueblos estadounidenses y retratos de figuras famosas. Rockwell pasó 47 años en la revista y creó 321 portadas. Murió en 1978, a los 84 años.