Atentados matan a 14 en Afganistán

Atentados perpetrados durante la noche y la madrugada mataron el lunes a 14 personas en el sur de Afganistán, dijeron las autoridades.

Los ataques ocurrieron mientras el gobierno afgano anunciaba que las fuerzas de seguridad del país están preparadas para los comicios presidenciales de abril, aunque cinco distritos siguen dominados por la insurgencia.

En el este y norte del país, las ofensivas gubernamentales que intentan contener los ataques insurgentes, aprovechando la retirada de fuerzas extranjeras, dejaron por lo menos 96 insurgentes muertos, dijeron el lunes los ministerios de Defensa y el del Interior.

La policía y el ejército afgano asumieron el mes pasado el control de la seguridad del país, como parte de una retirada gradual de fuerzas de la OTAN que concluirá a finales de 2014.

Empero, la violencia ha continuado.

El vicegobernador de la provincia de Zabul, Mohammad Jan Rasoulyar, dijo que un atentado en el distrito provincial de Shahjoy mató a 11 personas e hirió a 12. Tres de los muertos eran policías locales y el resto mujeres y niños, agregó.

El objetivo del ataque era un jefe de la policía local que figuró entre las víctimas, dijo Rasoulyar.

El atentado del lunes por la mañana ocurrió en la provincia de Kandahar, en la localidad de Spin Boldak, y mató a tres, una madre y sus dos hijos.

La oficina del presidente Hamid Karzai condenó ambos atentados.

El Ministerio de Defensa afgano dijo que la ofensiva de una semana en el este, que concluyó el lunes, mató a 83 insurgentes. Tres soldados también perdieron la vida en el operativo.

Y en la norteña provincial de Kunduz, 13 insurgentes fueron muertos, entre ellos un comandante local del Talibán, Qari Latif, mientras que otros 29 fueron capturados en una operación realizada allí el lunes, dijo el vocero policial Sayed Sarwar.

El aumento de la violencia ha desatado temores sobre la capacidad de las fuerzas afganas para garantizar las elecciones presidenciales del próximo año, que serán efectuadas el 5 de abril.

La votación pondrá a prueba la capacidad de Afganistán para garantizar una transmisión del poder sin contratiempos antes de la completa retirada de las fuerzas internacionales. Conforme a la constitución, Karzai no puede aspirar a un tercer mandato de cinco años.

___

El periodista de Associated Press Patrick Quinn contribuyó a este artículo desde Kabul.