Un reducido grupo aclamó desde un punto del Barclays Center, un contraste ante los abucheos que llovieron a durante la mayor parte de la segunda mitad.

El ruso Timofey Mozgov acababa de sumar su 20mo rebote del partido, la mayor cifra en su carrera, en el triunfo de Denver el martes por 111-87 sobre los Nets de Brooklyn, y los suplentes de los Nuggets estaban emocionados.

"Es algo grandioso para nosotros y para él. Trabaja extremadamente duro y realizó una fantástica labor contra sus hombres grandes", dijo Nate Robinson, su compañero en los Nuggets.

Mozgov, Robinson y el resto de los suplentes están dando muchos motivos para celebrar a los Nuggets últimamente.

Mozgov también anotó 17 puntos en otra soberbia actuación de la banca de Denver, y los Nuggets se enfilaron a su séptima victoria consecutiva.

Kenneth Faried y Jordan Hamilton añadieron 15 puntos cada uno por los Nuggets, que contaron con el apoyo de 57 puntos de sus suplentes, los segundos más productivos de la NBA. La cifra quedó muy por debajo de los 72 tantos que registraron contra Toronto el domingo, pero fue más que suficiente para dominar el tercer cuarto ante unos Nets mermados por ausencias.

Denver superó a Brooklyn 31-15 en ese periodo que ha dado problemas a los Nets a lo largo de la presente campaña, y los Nuggets lograron una racha de 15-0 a mediados del cuarto.

"Simplemente seguimos atacando. Eso es lo que haremos toda la temporada. Vamos a seguir atacando a los rivales", dijo Robinson, que tuvo que disparar con su mano izquierda un par de tiros libres después de caer sobre su muñeca derecha. "Nunca vamos a dejar de jugar duro. Vamos a jugar lo más duro que podamos por el mayor tiempo posible, sin importar los resultados".

Joe Johnson fue el mejor a la ofensiva con 22 puntos por los Nets, que siguen sin poder hilar victorias esta temporada y cayeron a foja de 5-13 mientras se dirigen a su primer partido televisado a nivel nacional el jueves con un poco peor equipo de Knicks (3-13).

Andray Blatche agregó 15 por los Nets, que no contaron con los titulares lesionados Paul Pierce y Deron Williams.

"No podemos mantenernos cabizbajos y sentirnos apenados por nosotros mismos porque nadie en la liga va a sentir pena por nosotros", dijo Kevin Garnett, recién llegado a Brooklyn antes del inicio de la temporada. "Pero necesitamos resolver esto pronto. No creo que haya alguien entre nosotros que se esté divirtiendo, y perder definitivamente no es divertido".

En el resto de la jornada, Filadelfia derrotó 126-125 en segundo tiempo extra a Orlando, Boston superó 108-100 a Milwaukee, Detroit 107-97 a Miami, Memphis 110-91 a Phoenix, Dallas 89-82 a Charlotte, Oklahoma City 97-95 a Sacramento y Golden State 112-103 a Toronto.