El conductor de un tren en Nueva York cuyo descarrilamiento dejó cuatro muertos experimentó un "aturdimiento" tipo hipnótico y cabeceó frente a los controles antes de advertir que algo andaba mal y activar los frenos, dijo un abogado.

El abogado Jeffrey Chartier acompañó al conductor William Rockefeller a la entrevista que éste tuvo el martes con investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB por sus siglas en inglés) y describió el relato de su cliente.

Chartier dijo que el operador cabeceó o experimentó "un aturdimiento", casi similar a la fatiga en el camino o el fenómeno al que en ocasiones se le llama hipnosis de la carretera. No pudo precisar el tiempo que le duró ese efecto.

Lo que Rockefeller recuerda es que "conducía el tren, que entró en una sección de la vía que estaba todavía despejada y que, de súbito, sintió que algo andaba mal y activó los frenos", dijo Chartier. "Sintió que algo no estaba bien y activó los frenos".

El abogado describió a Rockefeller como "una persona con antecedentes impecables quien, yo creo, no hizo nada incorrecto".

"Tenemos una buena persona y un accidente", afirmó. "...Un terrible accidente es lo que es".

Rockefeller "básicamente cabeceó", dijo Anthony Bottalico, dirigente del sindicato de empleados ferroviarios, en relación a lo que el conductor le dijo.

"Sufrió el equivalente a lo que todos tenemos cuando conducimos un automóvil", dijo Bottalico. "Es decir, a veces se dormita momentáneamente o como quiera que se le llame".

Earl Weener, integrante de la NTSB, dijo que era muy prematuro para afirmar si el accidente se debió a algún error humano. Sin embargo, dijo que los investigadores no han encontrado fallas en los frenos del tren ni en las señales de la vía.

Las pruebas de alcoholemia efectuadas a los integrantes de la tripulación resultaron negativas y los investigadores aguardaban los resultados de los exámenes sobre uso de drogas, dijo la NTSB.

Los investigadores federales no hicieron declaraciones sobre qué tan despierto estaba Rockefeller alrededor del momento en que ocurrió el desastre el domingo en la mañana en el Bronx.

Dijeron el martes en la tarde que habían retirado al sindicato de Bottalico, la Asociación de Empleados de Trenes de Pasajeros, como participante en la investigación debido a una infracción de confidencialidad, pues el dirigente había hecho declaraciones públicas sobre el accidente.

Según dos agentes, el conductor había declarado a la policía en el lugar que estaba distraído antes de advertir que el tren estaba en problemas y para entonces era demasiado tarde.

Uno de los agentes dijo que Rockefeller describió haber sentido "un aturdimiento" antes del accidente.

___

Peltz informó desde Nueva York. Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Frank Eltman, en Mineola; Michael Gormley, en Albany; Michael Hill, en Wappingers Falls; y Meghan Barr y Tom Hays, en Nueva York, así como la invetigadora Rhonda Shafner.