Las autoridades guatemaltecas informaron haber capturado el martes a 21 personas acusadas de integrar una estructura con la cual habrían lavado dinero por unos 46 millones de dólares producto del narcotráfico presumiblemente del cártel de Sinaloa.

La madrugada de esta jornada los ministerios de Gobernación, de Defensa y el Público, iniciaron allanamientos en varios departamentos del occidente del país con órdenes de aprehensión giradas por un juez en busca de los integrantes de la organización de lavado de dinero. Fueron detenidos 16 hombres y 5 mujeres.

"Presumimos que es dinero de un cártel mexicano, presumimos que es el cártel de Sinaloa" dijo Claudia Paz y Paz, fiscal general en conferencia de prensa.

El ministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla, explicó a periodistas las capturas y dijo que "la empresa estaba dedicada a actividades agrícolas por medio de la cual se realizaban operativos de lavado de dinero".

Según la investigación, el sistema bancario nacional reportó transacciones sospechosas a través de compra de divisas de tres cuentas monetarias de la empresa Comercializadora de frutas y verduras Internacional S.A., de julio de 2009 a marzo de 2010, por un monto de 368 millones de quetzales (unos 46 millones de dólares). La empresa realizaba y simulaba transacciones y depositaba dinero a cuentas de firmas especialmente a la mexicana Aguacates y Frutas Tecario S.A. de C.V.

Las autoridades mostraron una fotografía de la fachada de la empresa mexicana en la cual se puede leer "Aguacates La Michoacana" en relación a la sede donde estaría dicha empresa.

"Se simulaba que realizaban depósitos por transacciones de frutas, pero las mismas personas que realizaban los depósitos (en Guatemala), los retiraban en México", dijo la fiscal Paz y Paz. Explicó que aunque los hechos se realizaron hace tres años, la investigación tardó en ser documentada y que no se ha establecido si la compañía continuaba realizando estas transacciones.

A los capturados se les sindica el delito de lavado de dinero y asociación ilícita. Entre ellos está Hugo Yovany Godoy Lucero, uno de los socios fundadores de la organización.

"Aún hay ordenes de captura pendientes", dijo la fiscal, al explicar que una persona de origen mexicano está siendo buscada señalada de ser el segundo socio fundador en la organización. "México también investiga a esta empresa por lavado de dinero" explicó la funcionaria.

"El dinero era enviado desde Guatemala a varios países pero principalmente a México adonde se movió el 93 por ciento del dinero con 189 beneficiarios", dijo Paz y Paz y concluyó que las transacciones tenían beneficiarios además de México, en China y Estados Unidos.