Un centenar de migrantes haitianos que sobrevivieron la semana pasada al naufragio de su embarcación frente a la costa de las islas Bahamas fueron repatriados el martes.

Los 111 hombres, mujeres y adolescentes que estaban a bordo del bote cuando zozobró regresaron en un vuelo contratado por el gobierno bahameño junto con otros migrantes haitianos detenidos en la nación caribeña en las últimas semanas. Bahamas repatriaba a 342 haitianos en tres vuelos a lo largo del día.

Algunos migrantes en el primer vuelo exhibían las heridas que dijeron haber sufrido en los tres días que permanecieron aferrados al casco del barco. Los sobrevivientes dijeron que hubo peleas cuando migrantes desesperados arrojaron a otros por la borda para aligerar la carga.

Según las autoridades, unas 30 personas murieron en el naufragio del 25 de noviembre, pero no se han recuperado todos los cuerpos. Los restos recuperados serían enterrados en las Bahamas.

Los sobrevivientes han dicho que unas 250 personas viajaban a bordo del barco que partió de la isla montañosa de La Tortue, al norte de Haití, hacia Bahamas. Pagaron entre 150 y 450 dólares de pasaje.

Poco antes del inicio de la travesía, un hombre dijo en la población costeña de Port-de-Paix que había un bote próximo a zarpar.

"Yo creía tanto en el viaje que estaba resuelto a llegar a las Bahamas", dijo Marcel Dorostant, de 29 años, quien pidió prestado 115 dólares a un amigo. "En el campo vendimos animales para poder partir".

El sobreviviente Justin Desamour dijo que perdió un hermano y un primo en el mar. Pensaba regresar a Port-de-Paix después de recibir algo de dinero y comida en un centro del gobierno para migrantes.

____

Con interactivo AP:

http://hosted.ap.org/interactives/2013/reforma-migratoria/