El presidente Barack Obama expresó el martes apoyo al proceso de paz colombiano y afirmó que su colega Juan Manuel Santos ha dado el paso correcto.

Las conversaciones entre las FARC y el gobierno de Santos comenzaron en octubre de 2012. Las partes ya llegaron a acuerdos parciales en dos puntos de la agenda relacionados con el agro y la participación política.

Obama dijo que una resolución final en el proceso de paz colombiano no será fácil porque "hay muchos retos por delante. Pero el que (Santos) haya tomado este paso es el correcto".

El mandatario colombiano agradeció a Obama por su "apoyo determinante" a las negociaciones y subrayó que la relación bilateral ha superado el esquema tradicional basado en seguridad y tráfico de drogas, para incluir educación, energía y cooperación a terceros países, mientras ambos mandatarios se encontraban en la Oficina Oval.

Al pronunciar posteriormente un discurso durante una sesión protocolar en la OEA, Santos advirtió que si se comienzan a ver los avances parciales por cada punto de la agenda del proceso de paz "se distorsiona la integralidad del proceso y se pueden tomar decisiones equivocadas".

Santos también expresó su expectativa de que "muy pronto" comience una negociación similar con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional.

Santos agregó más tarde en el National Press Club que un acuerdo de paz con las FARC "sería cerrar con broche de oro" el Plan Colombia, iniciativa estadounidense para apoyar los esfuerzos antinarcóticos en la nación sudamericana.

Los dos presidentes dedicaron un fragmento de su conversación a la Copa Mundial de fútbol prevista para el año próximo en Brasil.

El colombiano expresó su expectativa de que ambos países no tengan que jugar en la primera ronda "para no tener que eliminarlos", a lo que Obama le respondió que "sobre eso vamos a tener que hacer una apuesta".

El encuentro ocurrió días después de que el líder sudamericano anunció que se postulará a la reelección en mayo, aunque Washington ha rechazado que la visita tenga como intención apoyar la candidatura de Santos.

La Casa Blanca dijo que la reunión del martes estaba programada desde hace tiempo y que tenía por fin centrarse en la creciente relación económica entre los dos países.

Durante el primer año siguiente a la ratificación del tratado de libre comercio en 2011, las exportaciones estadounidenses a Colombia aumentaron 19% y más de 1.300 empresas colombianas exportaron por primera vez al país del norte.

El gobierno de Obama ha ido eliminando por fases la asistencia militar a Colombia a favor de la asistencia económica para el desarrollo y para promover los derechos humanos, particularmente en zonas controladas anteriormente por las fuerzas rebeldes.

En la OEA, Santos exhortó al organismo hemisférico a proseguir el análisis sobre las mejores estrategias para combatir el narcotráfico, después de presentar a comienzos de año un informe que exploró diversos escenarios.

"Este es uno de los temas que la OEA no debe perder como bandera, debe seguir con la iniciativa para que el mundo adopte, ojalá, una posición más efectiva de la que hasta ahora ha tomado", señaló el mandatario.

El secretario general de la OEA José Miguel Insulza señaló que "todos en las Américas vemos con esperanza" las negociaciones de paz con las FARC y agregó que "estamos seguros que este proceso llegará a feliz término".

Su jornada del martes la completaron reuniones con el presidente de la cámara de representantes, el republicano por Ohio John Boehner, y la jefa de la bancada demócrata, la representante por California Nancy Pelosi.

Su regreso a Bogotá está previsto para la noche del miércoles.

___

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo