La Liga Premier expandirá su iniciativa de capacitación a entrenadores y árbitros chinos con el objetivo de fortalecer su presencia en el vasto mercado de ese país.

El plan de la Premier pretende llegar a más de 1.2 millones de estudiantes chinos para el año 2016 y fue anunciado el lunes a la llegada del primer ministro británico David Cameron a Beijing.

El programa es administrado por la Premier y el Concejo Británico, y ya lleva cinco años en China.

La Liga Premier también trabaja en el desarrollo y mercadotecnia con clubes y con la primera división de la Súper Liga China que, sin embargo, se caracteriza por sus bajas asistencias, mala mercadotecnia y extendida corrupción entre jugadores, técnicos y autoridades, lo que deberá resolver antes de lograr mejores resultados.