Los agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos incautaron marihuana por un valor de 160.000 dólares en dos incursiones en el sur de Nuevo México durante el fin de semana.

En el primer caso, los agentes siguieron rastros de pisadas a través del desierto que los llevaron a dos adolescentes que se habían ocultado detrás de arbustos. Habían ingresado al país sin autorización legal y portaban mochilas colmadas de marihuana.

Los agentes incautaron los cuatros sacos de yute que contenían más de 68 kilogramos (150 libras) de marihuana, valorada aproximadamente en 122.000 dólares en su venta callejera.

Cerca de Las Cruces, los agentes descubrieron 44 bolsas de marihuana en un automóvil alquilado que fue detenido en un puesto fronterizo. Las bolsas pesaban 41 kilogramos (47 libras), por un valor de más 37.000 dólares.

Los agentes también hallaron dinero en efectivo en el automóvil.

El conductor fue arrestado y fue entregado a la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) en Las Cruces.