Seis meses después de anunciar que se prohibiría la multipropiedad de equipos en la máxima categoría, la liga mexicana dio marcha atrás a la decisión el lunes al aprobar la venta del Atlas de Guadalajara a Televisión Azteca.

En mayo pasado los dueños de los equipos de primera división habían acordado que en un lapso máximo de cinco años ningún dueño podría poseer más de un equipo en primera división y que durante ese periodo tampoco podría incrementar el número de clubes que se tenía, algo que ya se modificó.

"Se trastoca un proyecto como el que anunciamos, nadie puede decir que no es así", reconoció el presidente de la liga, Decio De María. "La estructura financiera del club Atlas estaba en una situación muy peligrosa y estaba en riesgo la liquidación del club. Eso llevó al Atlas a abrir el proceso de venta y ahí entró TV Azteca".

Atlas es un equipo de gran tradición en Guadalajara, ciudad situada en el occidente mexicano. Aunque no ha sido campeón desde 1951, su afición es considerada una de las más fervientes del país.

"Dentro de ese marco se tuvo que tomar una decisión", agregó el dirigente. "Fue una decisión compleja y que fue muy discutida, todos los equipos dieron su opinión".

De María informó que la decisión no fue unánime y para ser aceptada se tuvo que poner un candado más a la televisora, que es la segunda más grande del país.

"Se tomó la decisión de que en el espíritu de la unipropiedad, en el verano de 2018 todos los equipos deben tener un solo dueño. Ahora a TV Azteca se le puso de condición que tiene que desincorporar a uno de los dos para el verano del 2016, es decir, dos años antes de la regla que se había decidido hace meses", agregó De María.

El movimiento anunciado en mayo pasado parecía un claro intento de las dos principales televisoras del país, Televisa y TV Azteca por impedir que el magnate Carlos Slim siguiera adquiriendo equipos.

Slim adquirió parte del León de primera división y compró a los Estudiantes de Guadalajara de la liga de ascenso.

Cuando se especulaba que el magnate busca comprar a Chivas, el equipo más popular del país, se convocó a una asamblea para votar en contra de la multipropiedad, algo que durante años ha existido en el país, pero que nunca había sido sometido a voto.

En el pasado, Televisa llegó a tener a tres equipos en primera división --América, Necaxa y San Luis-- sin que nadie se opusiera.

Televisa, el mayor productor de programas de televisión en español, es propietaria del América, uno de los dos clubes más populares en México junto con Chivas.

En la liga de ascenso, también posee al Necaxa.

TV Azteca, la segunda cadena del país, había vendido a Jaguares en marzo pasado y hasta el lunes era sólo dueña de Morelia.

"Al término del Clausura 2016, TV Azteca tendrá que tomar una decisión de desincorporar a un equipo y de no hacerlo perderá la propiedad de uno", agregó De María. "Ninguna decisión de esta clase puede ser fácil".

La incursión de Slim en el fútbol presentó el primer reto a las televisoras en un terreno que era de su dominio exclusivo: los derechos de transmisión de los 18 equipos de primera división.

Sin un canal de televisión abierta, Slim comercializa los derechos de los partidos del León con Telemundo en Estados Unidos, Fox Sports en México y América Latina y el portal mediotiempo.com, que pertenece al grupo CNN/Expansión.

Además, León se transmite por el canal de televisión por internet UNOTv, propiedad de Slim.