El gobernador de Nueva Jersey Chris Christie enumeró el lunes por primera vez las objeciones que tiene a un anteproyecto de la legislatura estatal sobre igualdad de matrículas a inmigrantes que viven sin permiso legal en el país, reiterando su negativa a firmarla tal como fue aprobada por el Senado.

En su primera conferencia en la asamblea estatal desde que fuera reelegido con un 50% del voto hispano, Christie dijo que se opone a la cláusula en el proyecto de ley que permite que los universitarios que viven en Estados Unidos sin autorización legal tengan acceso a asistencia financiera para el pago de matrículas.

Asimismo, Christie desea que se modifique la parte que permite a los estudiantes que viven fuera del estado a que soliciten el mismo pago de matrículas que los residentes estatales después de haber terminado la secundaria en un internado o escuela privada en Nueva Jersey.

Finalmente, desea que se limiten los requisitos para los estudiantes que estuvieron en Estados Unidos hasta el año pasado cuando el presidente Barack Obama dictó una orden ejecutiva sobre matrículas a residentes estatales.

"Esas son las principales preocupaciones que tengo", destacó Christie. "Cada uno de esos factores nos ponen en una situación especial, aún con respecto a los estados que permiten pago de matrículas reducidas estatales a los universitarios indocumentados. Y nos convertirán en un imán para que las personas vengan aquí atraídas por esos beneficios adicionales", señaló.

"Si me envían una ley simple con igualdad de matrículas, la firmaría", agregó.

El presidente del Senado de Nueva Jersey, Stephen Sweeney, un demócrata que ha trabajado con Christie en el pasado, afirmó que el gobernador recibiría la ley "tal cual".

Destacó que Christie no expresó esas preocupaciones sobre el anteproyecto hasta después que fue aprobado por la comisión de presupuesto del Senado en junio. El anteproyecto no ha cambiado desde entonces, señaló.

"Él la respaldó cuando se postulaba para gobernador. Desafortunadamente ahora que aspira a ser presidente, no la respalda", indicó Sweeney. A Christie se le menciona a menudo como un posible candidato a la presidencia en el 2016.

"Nosotros no pusimos anzuelos y cambiamos", añadió. "Nosotros no jugamos con esto".

Christie provocó entusiasmo en la comunidad hispana en octubre cuando anunció su respaldo por la ley de tarifa reducida para los inmigrantes residentes en su estado, mientras cortejaba a los votantes de grupos minoritarios a fin de lograr su reelección. Pero después de ser reelegido para un segundo mandato por arrolladora mayoría el mes pasado, el gobernador republicano expresó preocupación por el anteproyecto aprobado por el Senado estatal.

Los votantes de minorías respaldaron la ley de igualdad en matrículas por amplio margen, mientras que los votantes conservadores se opusieron a ésta. El respaldo de los hispanos podría acrecentar las posibilidades de Christie como candidato si trata de lograr la candidatura republicana a la presidencia en el 2016. Pero también necesita votantes entre los conservadores en las primarias de algunos estados.

La primera vez que Christie dijo que no firmaría el proyecto de ley del Senado fue en un programa radial de preguntas telefónicas la semana pasada. Entonces expresó esperanza de que la asamblea enmendaría el anteproyecto durante la sesión de la legislatura saliente.