César Farías, ex técnico de la selección de Venezuela, afirmó el lunes que tres clubes mexicanos, entre los que se incluye los Xolos de Tijuana, han expresado interés en contratarlo, pero aseguró que no tiene nada concreto, y se autodefinió como "desempleado".

"Tres clubes de allá (de México) han estado interesados. (Los Xolos) es una de la opciones que tenemos, vamos a seguir analizándola", indicó Farías en una conferencia de prensa en la que ofreció detalles de su renuncia a la dirección de la selección local, que anunció el pasado sábado en su blog.

El ex seleccionador nacional agregó que también ha conversado con un club de Argentina, pero no ofreció detalles.

Farías, quien dirigió la Vinotinto desde fines de diciembre de 2007, dijo que su renuncia fue un "mero formalismo", y que su decisión fue producto de un acuerdo con los directivos de la Federación Venezolana de Futbol.

"Estoy feliz con la decisión que tomé, con el cargo que tomé, estoy orgulloso de los jugadores..., mi corazón quisiera seguir en la selección, pero la lógica me dice que ya cumplí un ciclo", agregó.

Al hablar de sus planes futuros, Farías dijo que su objetivo es llegar al fútbol europeo, y que México representa una buena plataforma.

"México tiene una gran tradición y creo que puede ser una oportunidad de gran crecimiento para nosotros si tomamos la determinación de ir a México", señaló ex entrenador al asegurar que de aceptar cualquier oferta se iría con su cuerpo técnico.

La prensa mexicana informó que Farías sería un candidato para tomar las riendas del Tijuana, de la primera división local.

Bajo la batuta de Farías, el seleccionado "Vinotinto" sumó los que hasta ahora son sus mayores logros.

Pese a que sigue siendo el único equipo sudamericano que nunca se clasificó a una Copa del Mundo, Venezuela por segunda eliminatoria consecutiva tuvo un desempeño respetable, y llegó a la recta final de las eliminatorias con posibilidades de conseguir un boleto.

Venezuela subió un peldaño respecto a la eliminatoria del Mundial de Sudáfrica de 2010, al terminar en el sexto lugar con 20 puntos, cinco unidades menos que Uruguay, que en la repesca ante Jordania logró su clasificación al Mundial de 2014.

Al comienzo de la eliminatoria del Mundial de Brasil, en octubre de 2011 logró una inédita victoria 1-0 sobre Argentina. Ganarle a la Albiceleste fue toda una gesta al considerar que había perdido todos los 18 partidos previos contra uno de los pesos pesados del fútbol mundial.

En julio de ese año, en Argentina, Venezuela fue la gran sorpresa de la Copa América al figurar en las semifinales por primera vez e invicta. Entonces llegó con solo dos triunfos en 49 partidos en ese torneo.

Farías también dirigió a la selección Sub20 que disputó el Mundial de esa categoría en 2009 en Egipto, el primero para una selección venezolana.