Las caídas del sistema deberían dar paso en la computadora a un procesamiento correcto de las solicitudes de seguro de salud, si es correcto el diagnóstico del gobierno para su portal sobre el tema.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos dio a conocer el domingo un informe sobre el progreso de su atribulado cibersitio HealthCare.gov y funcionarios del gobierno dijeron que podrían haber quedado atrás los problemas que caracterizaron los primeros días de su lanzamiento.

"La cuestión es que el HealthCare.gov del 1 de diciembre es totalmente distinto a lo que era el 1 de octubre", aseguró Jeff Zients, el encargado por el gobierno de asegurarse de que el sitio funcionara correctamente.

La noche del domingo, los técnicos incluyeron una mejora sustancial en forma de una ventana que permite a los consumidores ver los detalles de sus opciones de seguro sin tener que llenar una solicitud antes.

La falta de esa aplicación era una de las principales fallas del sistema. Una versión que había sido instrumentada hasta ahora era tildada de rudimentaria. La nueva versión permite que los consumidores consigan datos de las tarifas por edad y también incluye detalles importantes del plan como las cifras deducibles.

Pero las autoridades admitieron que hace falta más trabajo para arreglar el sitio, que debutó a nivel nacional hace dos meses con numerosas fallas, equipos inadecuados y un manejo ineficiente. Trabajadores federales y contratistas privados han rehecho el sistema.

Un problema que los consumidores no ven está llamando la atención de la Casa Blanca. Los aseguradores se quejan de que gran parte de la información de las solicitudes que reciben por medio del sistema es prácticamente inútil: erróneo, duplicado o garabateado. Esa situación abre la posibilidad de que un paciente quiera usar el nuevo seguro en enero en el consultorio médico o la farmacia para que le digan que no está en el sistema de seguro.

"Además de arreglar los problemas técnicos con healthcare.gov, también tienen que resolverse otras cuestiones significativas para asegurarse de que el seguro pueda empezar a partir del 1 de enero", afirmó Karen Ignagni, presidenta de los Planes Nacionales de Seguro de Salud, el mayor grupo del sector. "En particular, deben arreglarse los problemas con el procesamiento; los archivos de inscripción deben ser arreglados".

El próximo plazo crucial para el sistema es el 23 de diciembre. Los consumidores deben haberse inscrito para esa fecha para que la cobertura pueda comenzar a partir del primer día de 2014.

"Realmente no hay manera de verificar desde afuera que la gran mayoría de gente que quiere inscribirse pueda hacerlo ahora, pero lo descubriremos, al menos anecdóticamente en los próximos días, si el sistema puede manejar el tráfico y suministrar una experiencia sencilla para la gente que trata de anotarse", comentó Larry Levitt, asesor de la Fundación Kaiser para la Familia.

Aun con las reparaciones, el sitio todavía no podrá hacer todo lo que quiere el gobierno, y sitios paralelos para pequeños negocios y para hispanohablantes se han demorado.