Sólido en la defensa, irresistible cuando va al frente y sin duda el jugador del año hasta ahora Aaron Ramsey, del Arsenal, parece que ha convencido a sus críticos de que su equipo es un verdadero aspirante al título de la Liga Premier.

Arsene Wenger y su escuadra se enfilan a la jornada de media semana con una ventaja de cuatro puntos sobre el Chelsea y con la convicción de que la sequía de campeonatos que los aqueja desde 2005 puede terminar esta campaña.

Arsenal recibe al Hull el miércoles mientras Chelsea visita al Sunderland y Manchester City, que marcha en tercer sitio, quiere mejorar su mal desempeño como visitante al enfrentar al West Bromwich Albion.