China lanzó el lunes una sonda en su primera misión a la luna, una operación no tripulada que debe llegar a su destino a mediados de diciembre a fin de comenzar a explorar la superficie lunar y a trasmitir imágenes.

Un cohete Long March-3B que lleva a bordo la sonda Chang'e 3 se elevó el lunes a la hora prevista la 1:30 de la madrugada desde el Centro de Lanzamientos de Satélites Xichang en el suroeste de China, dijo la agencia oficial de noticias Xinhua.

El director del centro, Zhang Zhenzhong, declaró que el lanzamiento fue exitoso. "Nos esforzaremos por lograr nuestro sueño espacial como parte del sueño chino de rejuvenecimiento nacional", dijo Zhang informó la agencia Xinhua.

Si el Chang'e 3 logra toca suelo lunar satisfactoriamente, China será el tercer país en hacerlo, después de Estados Unidos y la ex Unión Soviética. Un descenso terso no provoca daños en la nave y el equipo que transporta. Una nave previa lanzada por los chinos recorrió la órbita y recogió información antes chocar intencionalmente en la Luna.

La sonda lunar que iba en la más reciente misión, un vehículo rodante llamado "Yutu" -- o "Conejo Jade" en chino -- explorará la estructura geológica de la luna, dijo Xinhua.

Un telescopio será instalado en la luna para estudiar la superficie y observar la zona que rodea a la Tierra, una región densa, de plasma fría que rodea al planeta, dijo Xinhua.

China envió su primer astronauta al espacio en el 2003, siendo la tercera nación después de Rusia y Estados Unidos.

El programa espacial respaldado por los militares es una fuente de enorme orgullo nacional y ha sido programada en una serie bien financiada, con pasos medidos metódicamente.