Un ingeniero colombiano que permaneció en poder de la guerrilla del ELN por 16 meses fue entregado el domingo al Comité Internacional de la Cruz Roja.

La liberación de León Andrés Montes se registró en una zona rural del norte del departamento de Antioquia, a unos 250 kilómetros al noroeste de Bogotá, según informó la Cruz Roja en un comunicado de prensa.

Montes fue retenido por el rebelde Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla colombiana, el 30 de julio de 2012 en el municipio antioqueño de Anorí, mientras se desplazaba en una camioneta de la empresa para la cual labora, la chilena Agrícola La Sierra.

El ingeniero fue trasladado en un helicóptero con las insignias de la Cruz Roja hasta el aeropuerto regional de Caucasia. A su arribo, vestido con un pantalón vaquero azul y una camiseta polo de color verde, corrió para fundirse en un abrazo con sus padres.

Durante el cautiverio "fue difícil la ausencia, difícil la soledad, el haber estado lejos (de la familia) sin haberlo decidido", aseguró Montes en una corta declaración ante reporteros.

La Cruz Roja, que durante 2013 ha facilitado la liberación de 24 personas en poder de grupos armados, aseguró en su nota de prensa que Montes está en perfectas condiciones físicas

El ingeniero confió en que su liberación "sea un gesto de paz" del ELN, cuya dirigencia ha manifestado en varias ocasiones sus intenciones de emprender negociaciones con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos para acabar con el conflicto armado.

Nicolás Rodríguez, alias Gabino y máximo comandante de los rebeldes, dijo el viernes pasado en una entrevista divulgada por el canal de televisión NTN24 que ya ha designado a cinco comandantes para eventuales diálogos de paz, y que está dispuesto a llevar adelante esas conversaciones sin que exista un cese de hostilidades.

El gobierno de Santos no ha descartado un diálogo con el ELN, surgido en 1964 y unos 2.000 integrantes, pero hasta ahora no se ha informado oficialmente si ya se han producido contactos entre las partes.

El estado colombiano adelanta en Cuba, desde octubre de 2012, diálogos de paz con la mayor guerrilla del país, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).