El apoyo a la presidenta brasileña Dilma Rousseff, golpeado tras las protestas que vivió el país en junio, se recuperó fuertemente y amplió su condición de favorita para ganar las elecciones del próximo año, según una encuesta divulgada el domingo.

La consulta de la empresa Datafolha para el diario Folha de S. Paulo reveló que la actual presidente vencería en las elecciones de octubre de 2014 frente a cualquiera de sus potenciales rivales, con posibilidades de ser reelecta sin necesidad de un segundo turno en la mayoría de los escenarios.

La ley electoral brasileña establece que para ganar un cargo ejecutivo en el primer turno se requiere como mínimo 50% más uno de los votos.

Según la encuesta, el gobierno de la actual mandataria tiene 41% de aprobación, por encima de los 38% de la encuesta de Datafolha de octubre.

En el escenario electoral más probable, en el que Rousseff enfrentaría al senador opositor Aecio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña, y al gobernador del estado nordestino de Pernambuco, Eduardo Campos, la presidenta aparece con 47% de las intenciones de voto, por encima del 42% de la encuesta de octubre.

Sus rivales aparecen con menos apoyo que en octubre: Neves cayó de 21% a 19% y Campos de 15% a 11%. En este escenario, la mandataria ganaría en el primer turno al eliminarse los votos blancos y nulos.

De los cuatro escenarios analizados por Datafolha, el único en que Rousseff tendría que disputar un segundo turno es en el caso de que Campos desista de su candidatura y postule en su lugar a su aliada Marina Silva, ex ministra del Medio Ambiente. En ese caso, la gobernante aparece con 42% de las intenciones de voto frente a 26% de Silva.

El respaldo a Rousseff cayó fuertemente en todas las encuestas de opinión tras una ola de protestas en todo Brasil en junio, en demanda de mejores servicios, pero comenzó a recuperarse gradualmente en los meses siguientes.

La encuesta de Datafolha fue realizada el 28 y 29 de noviembre entre 4.557 personas en todo el país, con un margen de error de dos puntos porcentuales.