FOTOGALERIA: 3 millones asisten a misa papal

Aproximadamente 3 millones de personas se congregaron en la arena y los andadores de la playa de Copacabana para asistir a una misa oficiada por el papa Francisco.

Centenares de miles de personas trasnocharon en la playa de cuatro kilómetros (2,5 millas) para no perderse la misa dominical, la última del prelado argentino en su viaje de una semana al continente.

Los peregrinos atestaron Copacabana para vitorear, aplaudir y saludar al papa, y muchos lanzaron camisetas, banderas y camisas de fútbol hacia su automóvil descapotado. Como lo ha hecho en el resto del viaje, Francisco fue con la corriente, y se detuvo para besar bebés, bendecir a fieles y agarrar los regalos en pleno vuelo.

Aunque muchos en la vasta muchedumbre escucharon embelesados la homilía en la que el papa llamó a los jóvenes católicos a salir a diseminar la fe "a los márgenes de la sociedad", otros compensaron la falta de sueño tomándose siestas durante la misa. Muchos aprovecharon la ocasión para un nado matutino en el Atlántico.

Una vez concluida la misa, oleadas de peregrinos de todo el mundo salieron de Copacabana, atorando el tráfico en Río de Janeiro, una ciudad de 6 millones de habitantes.

Francisco viajó de regreso a Roma el domingo por la noche, y los peregrinos comenzaron a salir de Río al final del Día Mundial de la Juventud, una reunión periódica de jóvenes católicos.

Aquí mostramos una galería de imágenes del séptimo y último día de la visita papal a Brasil.