Jeter y Soriano, como en los viejos tiempos

Derek Jeter sintió nostalgia.

Conectó un cuadrangular, participó en la ceremonia de retiro oficial del japonés Hideki Matsui y después vio a Alfonso Soriano, otra vez con la franela de los Yanquis, corriendo por la línea de la inicial, sonriente y con los brazos levantados.

"Hay muy buenos recuerdos aquí con Sori", dijo jeter. "Fue casi como en los viejos tiempos".

Jeter y Soriano dieron otro juego que seguramente quedará para el recuerdo.

De regreso tras otra estadía en la lista de los lesionados, Jeter bateó de jonrón el primer lanzamiento que vio, y Soriano totalizó cuatro hits, incluyendo un cuadrangular y un sencillo decisivo en el noveno, para que Nueva York venciera el domingo 6-5 a los Rays de Tampa Bay.

Los Yanquis evitaron ser barridos en la serie de tres encuentros.

Jugando junto con Jeter por primera vez desde que fue readquirido por Nueva York en un cambio con los Cachorros el viernes, Soriano empujó tres carreras.

"Recuerdo el equipo de entre 2001 y 2003. Parece que nada ha cambiado", dijo Soriano. "Estamos más viejos, pero lo más importante es que tanto él como yo seguimos amando el béisbol".

Soriano, de 37 años, y Jeter, de 39, fueron compañeros desde 1999 hasta que el quisqueyano fue cedido en un canje a Texas, a cambio de Ales Rodríguez, luego de la campaña de 2003. No habían jugado juntos en esta temporada porque Jeter sufrió un tirón en el cuadríceps.

Los Yanquis perdieron los dos primeros juegos desde que volvió Soriano, quien se había ido de 8-0.

Jeter fue activado de la lista de lesionados por segunda vez este mes y conectó contra el abridor Matt Moore. Su toletazo envió la pelota por encima del muro entre el jardín derecho y el central.

Así, concluyó una sequía de nueve juegos sin cuadrangular por los Yanquis.

Brett Gardner trabajó un boleto ante el relevista Jake McGee (2-3) en el noveno. McGee le dio la base intencional a Jeter y, luego de que Robinsón Canó se ponchó, Soriano respondió con una línea al central para la victoria.

Mariano Rivera (2-2), cuarto relevista de los Yanquis en el partido, sacó tres outs en rolas en el cierre de la novena entrada.

Ichiro Suzuki tuvo cuatro hits y empujó una por Nueva York en la tarde en que su compatriota Matsui se retiró oficialmente como Yanqui antes del partido.

El jonrón de Jeter fue el primero de los Yanquis desde el 25 de junio.

La víspera, otro toletero conectó un jonrón en su primer turno tras volver de la lista de los lesionados. El domingo, ese bateador fue expulsado.

Pero los Tigres de Detroit se sobrepusieron a la expulsión del venezolano Miguel Cabrera para aplastar 12-4 a los Filis de Filadelfia, que están en pleno derrumbe.

Cabrera fue expulsado cuando cumplía su turno al bate, con la casa llena, en la tercera entrada por discutir con los umpires, quienes echaron también al manager de Detroit, Jim Leyland.

Luego, un grand slam del dominicano Jhonny Peralta coronó un racimo de ocho carreras en la sexta entrada, y Detroit triunfó.

Cabrera no fue el único toletero estelar expulsado en la jornada. El dominicano José Bautista fue echado del juego que los Azulejos de Toronto ganaron 2-1 a los Astros de Houston, luego de discutir una decisión del umpire del plato.

En otros encuentros de la Liga Americana, los Medias Rojas de Boston blanquearon 5-0 a los Orioles de Baltimore, con un jonrón del dominicano David Ortiz (20), quien bateó de 4-4, y los Atléticos de Oakland derrotaron 10-6 a los Angelinos de Los Ángeles, con cuatro empujadas por el cubano Yoenis Céspedes.

Además, los Reales de Kansas City vencieron 4-2 a los Medias Blancas de Chicago.

En la Liga Nacional, el cubano Yasiel Puig conectó un jonrón cuando había dos outs de la undécima entrada para que los Dodgers de Los Ángeles se impusieran 1-0 a los Rojos de Cincinnati.

Los lanzadores de Cincinnati impusieron un récord de la franquicia con 20 ponches. Puig, el mexicano Adrián González, el dominicano Hanley Ramírez y Tim Federowicz se fueron abanicando tres veces, y los Dodgers establecieron su peor total de ponches recibidos desde que el club se mudó de Brooklyn a Los Ángeles, después de la temporada de 1957.

Puig encontró un lanzamiento con cuenta de 0-1 y envió la esférica al pabellón que se ubica detrás del jardín izquierdo, frente al novato Chris Partch (0-1), para su décimo jonrón y su 23ra producida en 48 encuentros de las Grandes Ligas. El expresivo novato recorrió las bases y se deslizó en el plato, donde sus compañeros lo esperaban.

"Cada pelotero hace lo que quiera cuando llega al plato. Algunos saltan, otros se deslizan o siguen corriendo", dijo Puig. "Tengo un compañero en Cuba que saltó y se lastimó el tobillo, así que yo decidí deslizarme".

En otros juegos de la Liga Nacional, los Marlins de Florida se impusieron 3-2 a los Piratas de Pittsburgh, con un récord de la franquicia por parte del cubano José Fernández (7-5), quien recetó 13 ponches; los Nacionales de Washington apabullaron 14-1 a los Mets de Nueva York, con un grand slam del venezolano Wilson Ramos (6), y los Marineros de Seattle derrotaron 6-4 a los Mellizos de Minnesota, con triunfo del nicaragüense Erasmo Ramírez (2-0).

Asimismo, los Padres de San Diego blanquearon 1-0 a los Diamondbacks de Arizona; los Rockies de Colorado se impusieron 6-5 a los Cerveceros de Milwaukee; los Cachorros de Chicago superaron 2-1 a los Gigantes de San Francisco, con jonrón del dominicano Welingon Castillo (3), y los Bravos de Atlanta doblegaron 5-2 a los Cardenales de San Luis.

En el interligas de la jornada, los Rockies de Colorado blanquearon 6-0 a los Indios de Cleveland, con una estupenda actuación de ocho entradas del dominicano Ubaldo Jiménez (8-5).