Charles Saatchi, cofundador de una de las agencias de publicidad más grandes del mundo, afirmó que no sabía que su ex esposa Nigella Lawson hubiese tomado drogas en algún momento, días después de que divulgara un mensaje electrónico en el cual él se refería a la famosa chef como alguien confundida por las drogas.

Saatchi rindió testimonio el viernes durante un juicio por fraude que se les sigue a dos ex asistentes personales, quienes han sido acusados de gastar el dinero de la ex pareja en objetos de lujo. Ellos niegan haber cometido falta alguna.

Cuando se le preguntó si creía las acusaciones de que Lawson estaban tan drogada que les permitía a los asistentes que gastaran libremente, Saatchi dijo en el tribunal "ni por un segundo".

El también barón de arte dijo que se trataba de un "terrible error" que un mensaje electrónico que él le envió a Lawson, afirmando que estaba metida en drogas, haya sido revelado en la corte.

"Nunca, nunca vi ninguna evidencia de que Nigella haya tomado drogas de algún tipo", afirmó Saatchi.

Se prevé que Lawson rendirá testimonio el miércoles en el caso.