Explosiones dañan dos juzgados en Libia

Dos potentes explosiones dañaron varios juzgados en Bengasi el domingo por la noche, causando que uno de los edificios quedara parcialmente destruido, informaron autoridades policiales.

Una fuente oficial en Bengasi dijo que hubo 10 heridos, dos de gravedad, por la explosión frente a un juzgado. En un video colocado en internet por vecinos se apreciaban varios vehículos destruidos por el estallido, así como vecinos junto a un cráter causado por la explosión.

Otro juzgado en la zona este de la ciudad también fue atacado, dijo un funcionario de seguridad en la capital, Trípoli.

El juzgado de la zona norte de Bengasi fue escenario de las primeras protestas contra el dictador Moamar Gadafi a principios de 2011, manifestaciones que llevaron a su derrocamiento. El lugar sigue siendo un lugar de reunión para inconformes.

El estallido ocurrió unos momentos antes de iniciarse una manifestación para conmemorar el segundo aniversario de la muerte del general Abdul Fatá Younis, quien fue ministro de Seguridad de Gadafi y desertó para unirse a los rebeldes que combatían al régimen. El militar fue asesinado por sus ex compañeros cuando estaba detenido, acusado de traición.

Funcionarios de seguridad que pidieron no ser identificados por no estar autorizados para dar información dijeron que la policía investiga si las explosiones fueron producto de bombas.

En Bengasi, segunda ciudad más importante de Libia, comenzó la revuelta contra el régimen de Gadafi.

La seguridad en la ciudad está entre las más precarias en la Libia postrevolucionaria. El año pasado, el embajador de Estados Unidos en el país, Chris Stevens, y tres personas más, fueron asesinados en un ataque contra la misión diplomática en Bengasi.

La policía también ha estado involucrada en ataques y enfrentamientos entre manifestantes y milicias que simpatizan con el gobierno, con un saldo de 31 muertos.

El sábado pasado más de mil prisioneros escaparon de una cárcel después de un motín y de enfrentarse con los guardias en la prisión de al-Kweifiya. Hombres armados llegaron al presidio al esparcirse la noticia de la fuga y dispararon en un intento de liberar a sus familiares presos.