Mueren 150 en combates en capital de Siria

Intensos enfrentamientos entre el ejército sirio y rebeldes que intentan romper un sitio en los suburbios de Damasco han dejado al menos 150 muertos de ambos bandos en dos días de lucha, dijeron el domingo activistas.

Las fuerzas leales al presidente sirio Bashar Assad han sitiado durante meses baluartes rebeldes en la zona de Guta, al este de Damasco, donde han impedido el ingreso de alimentos, agua potable, medicinas y otros suministros en un intento por aplastar a la resistencia.

La táctica, que según activistas ha provocado hambre, ha contribuido a que los efectivos gubernamentales capturaran en el último mes varias zonas bajo control rebelde en las puertas de Damasco.

La ofensiva del gobierno en las afueras de la capital coincide con los avances de las fuerzas de Assad en los alrededores de la ciudad de Alepo así como con una nueva operación militar contra la región montañosa de Qalamun, al norte de Damasco.

Las recientes victorias han inclinado la coyuntura del conflicto a favor de Assad y dado al gobernante sirio mayor peso en las conversaciones de paz programadas que Estados Unidos y Rusia pretenden que se concreten para poner fin a la guerra civil.

La intensa lucha en la región oriental de Guta comenzó el viernes cuando varios grupos rebeldes atacaron a las fuerzas del gobierno, de acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y un activista que se encuentra en Qalamun.

El activista solicitó el anonimato para hacer declaraciones a la prensa por temor a represalias del gobierno.

La prensa gubernamental no ha informado sobre los combates en Guta.

El director del Observatorio, Rami Abdurrahman, dijo que los rebeldes intentaban abrir el camino entre Guta y la parte exterior.

Dijo que más de 160 combatientes de ambos bandos han perdido la vida del viernes al sábado, incluidos unos 100 insurgentes, en su mayoría de grupos vinculados con al-Qaida, el frente Nusra y el estado Islámico de Irak y el Levante.

Entre los más de 60 combatientes muertos del gobierno, había 20 individuos armados de la brigada iraquí chií Abu al-Fadl al-Abbas, dijo.

Abdurrahman basa su información en una red de activistas en el lugar de los hechos, así como en declaraciones de empleados de hospitales militares que le comunican las bajas del ejército.

La cifra de muertos es inusualmente alta para un periodo tan corto, muestra de la gran intensidad de la lucha.

También pone relieve la intensificación de la naturaleza sectaria del conflicto, en el que extremistas suníes musulmanes engrosan las filas rebeldes y extremistas chiíes de Irak y Líbano luchan a favor del gobierno.

Abdurrahman indicó que al menos dos activistas de medios sirios murieron mientras cubrían los enfrentamientos en el este de Guta.

Uno de los activistas de prensa muertos fue Amer Tabajo, que facilitaba información a medios occidentales en los últimos tres años con el alias de Mohammed Saeed. Abdurrahman y los Comités de Coordinación Local lo identificaron con su verdadero nombre.

Tabajo tuvo un papel fundamental, en particular en las primeras fases de la revuelta como fuente de información para la prensa y era un activista que salía con regularidad en las estaciones televisivas árabes.

Fue uno de los primeros en informar del ataque del 21 de agosto con armas químicas y recorrió clínicas improvisadas para conocer las secuelas de esa acción.

___

Los periodistas de The Associated Press, Ryan Lucas y Yasmine Saker, contribuyeron a este despacho.