Miles de peruanos protestan contra Humala

Miles de peruanos fueron reprimidos el sábado por la policía, que impidió que la manifestación en la que participaban llegara hasta la sede del Congreso con sus exigencias al presidente Ollanta Humala y el sistema político, que alegan no representa los intereses populares.

La protesta más amplia de las cuatro que se han registrado en julio, ocurrió un día antes de la fiesta nacional, cuando el mandatario rinde cuentas ante el Parlamento con un discurso.

Las frases "Ollanta escucha, el pueblo te repudia" y "Ollanta gobiernas como burro" se escucharon durante toda marcha de miles de descontentos, entre ellos estudiantes universitarios, ciudadanos de a pie, sindicalistas, burócratas, algunos opositores del gobierno, y hasta barristas de un popular equipo de fútbol local que, según la policía, iniciaron los disturbios.

El jefe policial de Lima, Luis Praeli, dijo a periodistas que 15 manifestantes fueron detenidos durante los enfrentamientos. "Es un termómetro importante lo que ha ocurrido por la mañana", dijo Praeli sobre la marcha.

Los manifestantes intentaron llegar al Parlamento, pero un cerco de un millar de policías antimotines y un grupo de centenares de agentes vestidos de civil les bloqueó el paso. La policía dijo que desplegó 5.500 agentes en Lima.

El palacio presidencial, la Plaza de Armas y el Parlamento fueron protegidos con rejas móviles y se impidió el paso de ciudadanos y turistas, mientras que los negocios cercanos permanecieron cerrados en prevención a posibles disturbios.

Las protestas empezaron a inicios de julio contra leyes que reforman la burocracia y las universidades. Se intensificaron cuando el Parlamento designó a 10 funcionarios para integrar tres organismos autónomos clave. Los reclamos provocaron la anulación de los nombramientos pero encendió el descontento.

Humala sostiene que Perú mantiene el liderazgo del crecimiento económico en la región desde hace un decenio, pero la mayor causa de muerte infantil es la neumonía, que ha matado 195 menores de cinco años en lo que va del año.

Las manifestaciones ocurren en medio de la mayor caída de la popularidad de Humala, que en julio bajó a 33%, según un sondeo nacional de la firma Ipsos y durante una huelga de más de una semana de 17.000 médicos, enfermeras y laboratoristas en todo el país que piden mejores sueldos y condiciones de trabajo.

Según la encuesta, el mandatario se preocupa poco por combatir la rampante delincuencia, a pesar que fue la promesa electoral que lo catapultó al poder en 2011. Su mandato concluye en 2016.