Canciller iraní esperanzado sobre acuerdo nuclear

El canciller de Irán dijo el viernes que tiene esperanzas con las negociaciones la semana próxima con potencias mundiales, pero reiteró la demanda de Teherán de que se reconozca lo que llama sus "derechos nucleares".

Las conversaciones con Irán sobre su controversial programa nuclear van a reanudarse el miércoles en Ginebra, luego que no se consiguiese un acuerdo inicial la semana pasada.

"Siempre me siento esperanzado. No es posible avanzar sin esperanza", dijo el canciller Javad Zarif en declaraciones a la agencia noticiosa semioficial Fars. "Por supuesto, esperanza no significa que vayamos a las conversaciones con los ojos cerrados".

Irán y Estados Unidos se han culpado mutuamente por la imposibilidad de llegar a un acuerdo para limitar el enriquecimiento de uranio por Teherán a cambio de un alivio de las sanciones occidentales.

Pero, pese a las acusaciones, existen esperanzas de que la nueva ronda de conversaciones en Ginebra acerque a las partes --Irán por un lado y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y Alemania por el otro-- a una solución pacífica a un diferendo nuclear de una década.

Las potencias dicen que les preocupa que Irán esté tratando de crear un arsenal nuclear, algo que Teherán niega, insistiendo en que su programa es solamente para la generación de electricidad e investigaciones médicas.

Irán se niega a suspender completamente el enriquecimiento de uranio, pero el nivel de enriquecimiento se ha convertido en un punto clave de las negociaciones. Suspender el enriquecimiento de 20% --un nivel reconocido por Irán y que está a unos pasos de material de grado militar-- es un objetivo clave de los delegados occidentales.

El canciller Zarif dijo que no hay probabilidades de éxito en la nueva ronda si Occidente ignora las demandas iraníes.

"Cualquier acuerdo que no reconozca los derechos del pueblo iraní y no respete esos derechos no tiene chances", dijo Zarif.

Haciéndose eco de las esperanzas de Zarif, el ayatola Kazem Seddighi, asesor del líder supremo iraní ayatola Alí Jamenei, dijo durante un sermón el viernes en Teherán que aún había oportunidad para un acuerdo.

"Existen aún bases (para un acuerdo) si todo el mundo es tolerante", dijo Sedighi. "Esperamos que Occidente aproveche esta oportunidad".