Mitchell, petrolero texano, muere a los 94 años

George P. Mitchell, filántropo y multimillonario texano considerado el padre de la técnica de fracturación hidráulica para la extracción de petróleo, falleció el viernes en su casa de Galveston, informó su familia. Tenía 94 años.

Mitchell, hijo de inmigrantes griegos que tenían una tintorería en Galveston, se convirtió en uno de los hombres más ricos de Estados Unidos. Se le considera el pionero de la fracturación hidráulica, un proceso industrial que usa productos químicos y agua a presión para romper las formaciones rocosas y liberar petróleo y gas.

El proceso ha llevado a un auge del sector petrolero.

La familia de Mitchell expresó en su página de internet que falleció de causas naturales rodeado de sus parientes.

Durante su carrera, participó en la perforación de unos 10.000 pozos. A su compañía, Mitchell Energy & Development, se le da crédito por descubrir más de 200 pozos petroleros y 350 de gas natural.

La compañía dedicó dos decenios a desarrollar la fracturación hidráulica, para finalmente conseguirlo en la formación Barnett de esquisto en el norte de Texas en la década de 1990.

"No hace falta ahorrarse palabras. Algunos consideraban que era una idea tonta", dijo Dan Stewart a The Associated Press en una entrevista el año pasado. Stewart, que es geólogo, comenzó a trabajar con la firma texana de gas natural Mitchell Energy en 1981. El experto calculó que al principio "probablemente 90% de las personas" en la compañía no pensaba que sacar gas de formaciones de esquisto sería rentable, y la empresa de Mitchell ni siquiera recuperó el costo de las pruebas hasta que perforó el pozo número 36.

Pero Stewart dijo que Mitchell era un visionario tenaz.

"No hay muchas empresas que puedan hacer algo así durante tanto tiempo. La mayoría se hubieran dado por vencidas", dijo.

"Debido a la persistencia de Mitchell... hoy somos testigos de un auge sin precedentes en la producción nacional de energía y sus beneficios económicos en Texas y el resto del país", dijo el viernes Barry Smitherman, presidente de la Comisión de Ferrocarriles de Texas.

Mitchell vendió su empresa de energía en 2002 por 3.100 millones de dólares.

No se dieron a conocer de inmediato los arreglos para el funeral.