Detienen a maquinista de tren español descarrilado

El maquinista de un tren que se descarriló en el noroeste de España y en el que murieron 78 personas fue detenido el viernes, informó la policía, que lo interrogará por presunta imprudencia.

A medida que el conductor, que continúa hospitalizado, es considerado cada vez más culpable por el peor accidente ferroviario de España en décadas, las autoridades recuperaron la llamada "caja negra" que se espera aporte información sobre las causas del desastre.

Los investigadores dijeron que buscarán pruebas de algún error cometido por Francisco José Garzón Amo, conductor de 52 años de edad, y que revisarán los sistemas internos de regulación de velocidad en el descarrilamiento del miércoles.

La empresa de trenes, Renfe, defendió al conductor el viernes, elogiando su considerable experiencia. Sin embargo el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) dijo que el maquinista debería haber empezado a disminuir la velocidad del tren mucho antes de que llegara a la curva que a la postre resultó fatal.

En entrevista con The Associated Press, un estadounidense que resultó herido en el descarrilamiento dijo que vio en una pantalla de televisión dentro de su vagón que el tren se desplazaba a 194 kilómetros por hora (121 millas por hora) segundos antes del accidente, muy por encima de los 80 kph (50 mph) del límite de velocidad en la curva justo en las afueras de Santiago de Compostela. El pasajero, Stephen Ward, de 18 años de edad, dijo que aparentemente el tren aceleró, no desaceleró.

Gonzalo Ferre, presidente de la empresa de infraestructura ferroviaria Adif, dijo que el conductor debió haber empezado a bajar la velocidad del tren cuatro kilómetros (2,5 millas) antes de llegar a una curva peligrosa sobre la que se ha advertido a los conductores que deben tener cuidado.

Cuatro kilómetros antes de donde ocurrió el accidente ya tenía advertencias de que tenía que empezar a bajar la velocidad, dijo Ferré, porque tan pronto como sale del túnel tiene que viajar a 80 kilómetros (49 millas) por hora.

Las familias de luto se reunieron para los funerales cerca del sitio del accidente en Santiago de Compostela, un lugar de peregrinación católica que se había estado preparando para el festejo de su santo más venerado, el apóstol Santiago. Las festividades anuales previstas para el jueves fueron canceladas.

Por otra parte, las autoridades redujeron la cifra de muertos de 80 a 78 el viernes después de que médicos forenses siguen trabajando en la identificación de restos humanos en una morgue improvisada en una arena deportiva de Santiago de Compostela, dijo el jefe de la Policía Nacional encargado de los servicios científicos, Antonio de Amo.

Los técnicos intentan identificar los restos de posiblemente seis personas, agregó.

Una víctima estadounidense fue identificada por la diócesis de Arlington como Ana María Córdoba, empleada administrativa del norte de Virginia. Entre los muertos también figuraban una víctima mexicana y una argelina, reveló la policía.

Asimismo, una funcionaria del Ministerio de Economía de República Dominicana falleció en el accidente, confirmó el viernes la institución.

Rosalina Ynoa González, directora de análisis y coordinación de cooperación internacional del ministerio desde 2007, viajaba en el tren para visitar algunos familiares en Santiago de Compostela. González, una administradora de empresas de 42 años y dirigente del gobernante Partido de la Liberación Dominicana, estaba casada y tenía cuatro hijos.

___

Giles reportó desde Madrid. Los periodistas de The Associated Press Alan Clendenning y Harold Heckle en Madrid, Shawn Pogatchnik en Dublín y Brady McCombs en Salt Lake City, Utah, contribuyeron a este despacho.