Tropas sirias avanzan en el centro del país

Las tropas del gobierno sirio ganaron terreno el viernes en enfrentamientos en dos barrios controlados por los insurgentes en la ciudad central de Homs, acercándose a una mezquita histórica y cercando a los combatientes de la oposición en la zona, informaron la televisión estatal y activistas.

El avance se produjo en medio de una amplia ofensiva de las fuerzas del presidente Bashar Assad, y en momentos en que el grupo de la oposición siria apoyado por Occidente se reunía por primera vez con el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Con cerca de un millón de habitantes, Homs se encuentra a lo largo de una arteria principal que une la capital, Damasco, con bastiones del régimen en la costa del Mediterráneo, al oeste. Homs ha jugado un papel clave en la guerra civil del país, ahora en su tercer año, y la lucha por el control de la ciudad también ha subrayado el trasfondo cada vez más sectario del conflicto.

Los activistas, que consideran a Homs "la capital de la revolución", dicen que el régimen quiere capturar toda la ciudad para incluirla en un futuro Estado alauí --que se extendería desde Homs hasta la costa_, donde Assad podría mantener su resistencia final. Assad es miembro de la secta alauí, una rama del islam chií, mientras que la mayoría de los rebeldes que luchan para derrocar a su régimen son suníes.

En las últimas semanas, las tropas de Assad han capturado varias zonas cercanas controladas por los rebeldes, incluyendo las ciudades de Qusair y Talkalkh, cerca de la frontera con el Líbano.

La televisión estatal dijo el viernes que las tropas avanzaban en los barrios Khaldiyeh y Jouret el-Shayah, en el norte de Homs.

El informe indicó que las fuerzas del gobierno se estaban acercando en Khaldiyeh a la mezquita Jalid ibn al-Walid, un templo que data del siglo XIII famoso por sus nueve cúpulas y dos minaretes. El lunes, las tropas del gobierno arrojaron proyectiles contra la mezquita, dañando la tumba de Ibn al-Walid, una figura reverenciada en el islam.

Un activista en la ciudad, que sólo se identificó como Abu Bilal por temor a sufrir represalias del gobierno, dijo que las tropas estaban ahora a unos 50 metros (54 yardas) de la mezquita.

"La resistencia no puede hacer frente a los tanques, cazas de combate y morteros", dijo Abu Bilal, en declaraciones desde la ciudad a través de Skype.

En Nueva York, la Coalición Nacional de Siria, que tiene el respaldo de Occidente, dijo al Consejo de Seguridad de la ONU que está lista para asistir a una conferencia de paz si el gobierno sirio se compromete a que Assad entregue el poder a un gobierno de transición.

Estados Unidos, que apoya a la oposición, y Rusia, que respalda al gobierno de Assad, están tratando de convocar una nueva conferencia en Ginebra para intentar que ambas partes pongan en práctica un plan adoptado en la ciudad suiza hace un año. El plan hace una exhortación para establecer un órgano de gobierno de transición investido de plenos poderes ejecutivos.

Sin embargo, la exigencia de que Assad abandone el poder ha paralizado las conversaciones. Ahmed al-Jarba, presidente de la Coalición Nacional de Siria, dijo más tarde que si Assad no entrega el poder "el régimen nunca ve renunciar, y su violenta represión va a continuar".

Mientras los líderes rebeldes se reunían en la ONU, la violencia continuó. En el suburbio capitalino de Jaramana una bomba explotó la noche del viernes y dejó víctimas mortales, reportaron la agencia de noticias estatal SANA y la televisora oficialista Al-Akhbariya. Ni la agencia ni la televisora informaron detalles sobre el ataque. La explosión se produjo en la misma plaza donde un coche bomba estalló el jueves, hecho que dejó 10 muertos y 66 heridos.

Los funcionarios también indicaron que las tropas progubernamentales avanzaban en las batallas contra las fuerzas rebeldes en el campo de refugiados palestinos de Yarmuk, ahora prácticamente vacío. Los enfrentamientos en el campamento, que ha estado en su mayor parte bajo control de los rebeldes desde el año pasado, estallaron a principios de esta semana.