Nuevo Impala encabeza sedán en Consumer Reports

El primer sedán estadounidense en 20 años en ganar la máxima calificación en las pruebas de Consumer Reports es el Chevrolet Impala.

La revista calificó la remozada versión del 2014 del Impala como su mejor sedán en Estados Unidos, basado en el andar, manejo, calidad de materiales y otros factores. Es la primera vez en dos decenios que una marca nacional supera a autos de Alemania y Japón.

Para el Impala, es una impresionante recuperación. La versión previa del coche se encontraba en los lotes de agencias de alquiler de autos más que en los garajes suburbanos. Incluso viejos fanáticos del Impala no lo querían. Hace tres años, Consumer Reports dscribió el andar del coche como "inestable" y "nervioso".

El nuevo Impala, que comenzó a arribar a las concesionarias en abril, logró 95 de 100 puntos en las pruebas de la revista, para una calificación de "excelente". Eso le colocó por encima de competidores tradicionales como el Toyota Avalon y el Chrysler 300. The Impala incluso superó a sedanes de lujo como el Audi A6 y Lexus LS460.

Con esa calificación, el precio base del Impala -- 27.000 dólares -- parece una bagatela. El Audi cuesta 15.000 dólares más. Por el precio base del Lexus -- casi 72.000 -- uno puede comprarse dos Impalas y le sobra dinero.

El resultado del Impala es otro indicio del renacimiento de los tres grandes de Detroit --General Motors, Ford y Chrysler_, dijo Jake Fisher, principal probador de autos para Consumer Reports. Las tres compañías estuvieron al borde de la ruina financiera hace cuatro años, en parte por su mala reputación.

El Impala, producido por General Motors, sorprendió a los probadores de la revista con su agilidad, frenado, pintura y calidad interior, además de una cabina espaciosa y silenciosa, dijo Fisher. Su puntuación fue 32 puntos mejor que el modelo previo, un coche utilitario rediseñado por última vez en el 2005 que fue vendido mayormente a agencias de alquiler de autos.