Selección mexicana atraviesa momento complicado

Eliminado en semifinales de la Copa de Oro, tercero en las eliminatorias de la CONCACAF y sin demostrar mejoría alguna en la cancha, la selección de México encara un momento complicado mientras la presión se acumula sobre su técnico José Manuel De La Torre.

Los mexicanos perdieron el miércoles 2-1 frente a Panamá en las semifinales de la Copa de Oro, su segundo revés en el torneo contra un oponente que, antes de este torneo, jamás los había vencido. Con la reanudación de las eliminatorias mundialistas en septiembre, el "Tri" busca soluciones inmediatas si no quiere perderse una Copa del Mundo por primera vez desde Italia 1990.

"Aspirábamos a mucho más, las aspiración era llegar a la final y ganarla. No lo hemos conseguido", contempló De la Torre tras el revés en el Cowboys Stadium. "Hemos vivido muchas circunstancias durante todo el año, no son pretextos, son situaciones que sucedieron".

Debido a la participación de México en la Copa Confederaciones, De la Torre tuvo que utilizar un equipo alterno en la Copa de Oro, donde sólo consiguió deslucidos triunfos ante Canadá, Martinica y Trinidad y Tobago, equipos que se quedaron fuera del hexagonal final de la CONCACAF para el Mundial de 2014.

En la Confederaciones, México fue eliminado en la fase inicial tras perder sus dos primeros encuentros contra Italia, y Brasil, aunque cerró con un triunfo sobre Japón.

En Copa de Oro, el seleccionado "B'', lejos de dar una cara diferente, fue víctima de los mismos pecados que el grupo principal, para despedirse en semifinales por primera vez desde 2005.

"No se puede negar, fracaso es una palabra a la que la gente le tiene mucho miedo, pero cuando no se cumplen los objetivos, es un fracaso", admitió el portero Jonathan Orozco. "El objetivo era quedar campeón, y no se consiguió".

Tras los fracasos en los dos torneos internacionales, ahora la mirada regresa a las eliminatorias mundialistas.

México, que sólo tiene un triunfo y cinco empates en el hexagonal de la CONCACAF, todavía conserva el tercer puesto entre los seis países, con ocho puntos. Los tres primeros se clasifican directo a la Copa del Mundo, y el cuarto disputará un repechaje contra Nueva Zelanda.

El "Tri" reanuda la eliminatoria el 6 de septiembre cuando reciba a Honduras en un estadio Azteca, donde México todavía no gana este año. De hecho, ni siquiera ha metido un solo gol en sus tres partidos allí por las eliminatorias.

La única victoria de México hasta el momento fue como visitante ante Jamaica.

Decepcionado por el nivel de varios jugadores en la Confederaciones, De la Torre declaró que la Copa de Oro sería un campo de pruebas para buscar alternativas para las eliminatorias, pero de los actuales seleccionados sólo unos cuantos mostraron capacidad para ese reto.

"El nivel no fue (óptimo), ni en lo individual ni en lo colectivo. No es que salve uno o todos, pero a final de cuentas el responsable soy yo, porque yo los escogí a todos", agregó De la Torre.

Los volantes Marco Fabián y Luis Montes, y el zaguero Miguel Layún, son los únicos que mostraron destellos como para ser tomados en cuenta.

"Esto es así, no siempre vas a ganar todo, si no imagínate, Brasil, España u otros equipos tendrían que llevarse la victoria siempre, y no se puede", agregó el "Chepo" De la Torre. "Debemos seguirnos preparando, levantar la cara y adelante porque esto no acaba".

En su plan de trabajo de este año, De la Torre prometió a los dueños de equipos que dirigen la federación mexicana clasificarse al Mundial, ser semifinalista en Confederaciones y finalista en Copa de Oro. En dos metas ya fracasó, y en la otra está en la cuerda floja.

Las derrotas han provocado las críticas de la prensa y la afición mexicanas. Luego de perder ante Panamá en el primer partido de la Copa de Oro en el Rose Bowl, en California, algunos hinchas lanzaron botellas y otros objetos al "Chepo", y después del revés del miércoles, el hashtag #FueraChepo se convirtió en tendencia mundial en las redes sociales.

"Hay que ver quien lo pide (su salida del cargo). Aquí los que mandan son los dueños eso, lo tenemos claro", reaccionó De la Torre. "En todo el proceso hemos logrado cosas importantes, también hemos tropezado, eso es normal".

Los dueños tiene programada su próxima reunión en septiembre, pero no sería atípico una reunión extraordinaria para dar un cambio de timón.

Después de todo, en los últimos 20 años, sólo el argentino Ricardo La Volpe se mantuvo en el cargo durante todo el proceso mundialista. La impaciencia de los dirigentes mexicanos fue evidente en las eliminatorias para Sudáfrica 2010, que vieron desfilar en el cargo a cuatro entrenadores: Hugo Sánchez, Jesús Ramírez, el sueco Sven Goran Eriksson y finalmente Javier Aguirre, quien logró la clasificación.

En caso de que los dueños decidan hacer un cambio de mando, una opción para suplir a De la Torre sin arriesgar mucho es el asistente principal del "Tri", Luis Fernando Tena, quien condujo a México a la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2012 en Londres.

Tena, un veterano de 55 años que ha sido dos veces campeón en la liga mexicana, conoce muy bien el medio local, tiene mejor manejo de prensa que el "Chepo" y su buen trato con los jugadores siempre ha sido su sello.

La prensa local ha especulado con la posibilidad de que Miguel Herrera, quien le dio al América su primer título en ocho años, se haga cargo del equipo, y también ha barajado los nombres del argentino Marcelo Bielsa y hasta del holandés Guus Hiddink.