"Teo" Gutiérrez llega a River entre dudas

Tras casi un mes de negociaciones, llegó a su fin lo que representó la gran novela del mercado de pases del fútbol argentino. El colombiano Teófilo Gutiérrez se convirtió en nuevo jugador de River Plate, confirmó el propio club en su cuenta oficial de Twitter.

El vicepresidente de River Plate, Diego Turnes, anunció que el club le compró al Cruz Azul de México el 50% del pase del colombiano por 3,2 millones de dólares, una cifra que representa una gran inversión para la delicada economía del "Millonario".

"Necesitamos jugadores con la experiencia de Teo Gutiérrez", dijo el técnico Ramón Díaz hace un par de días.

El entrenador insistió por la llegada del colombiano, quien también hizo lo suyo para arribar al equipo de Núñez. Luego de expresar su deseo de jugar en la Argentina, fue descartado del primer equipo del conjunto mexicano. La intención del delantero es participar en una liga en la que pueda mostrarse para buscar un lugar entre los convocados del argentino José Pekerman, entrenador de la selección de Colombia, en el Mundial de Brasil 2014.

Gutiérrez, de 28 años, jugó sólo un campeonato con Cruz Azul, en el que marcó seis goles. Las condiciones técnicas del delantero son incuestionables, pero las dudas se centran en otro lado: su conducta.

En su paso por Racing Club (2011-12), brilló tanto como manchó su prestigio por una gran cantidad de escándalos. Convirtió 21 goles y fue goleador del torneo Clausura de 2011, con once tantos. Por otro lado, fue expulsado cuatro veces y protagonizó un extraño incidente en el vestuario de la cancha de Independiente, luego de perder un clásico, en el que se peleó con sus compañeros y hasta sacó un arma de aire comprimido. Fue su último partido en la "Academia".

Con la llegada de Gutiérrez, River se presenta como uno de los candidatos al título del torneo Inicial del fútbol argentino. Al "Millonario" ya habían llegado como refuerzos Jonathan Fabbro, de Cerro Porteño, Osmar Ferreyra, de Independiente, y Carlos Carbonero, de Arsenal.