El papa visita hoy favela en Río

El papa Francisco visitará el jueves una favela en Río de Janeiro, le conferirá su bendición a una bandera olímpica y predicará frente a un millón de jóvenes en la playa de Copacabana, al continuar su primer viaje internacional como pontífice.

Francisco además se reunirá con miles de compatriotas argentinos en una catedral, en lo que seguramente será un encuentro emotivo.

El miércoles, durante su homilía en una misa pública, Francisco exhortó a los católicos a abandonar el materialismo, y luego fue a un hospital de Río de Janeiro que trata a drogadictos, donde denunció a los narcotraficantes como "traficantes de la muerte", que alimentan cotidianamente su sufrimiento.

"La plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte, requiere un acto de valor de toda la sociedad", dijo el santo padre. "No es la liberalización del consumo de drogas, como se está discutiendo en varias partes de América Latina, lo que podrá reducir la propagación y la influencia de la dependencia química".

Agregó que el problema debe ser atacado de raíz "promoviendo una mayor justicia, educando a los jóvenes en los valores que construyen la vida común, acompañando a los necesitados y dando esperanza en el futuro".

En su primer día completo de actividades en Brasil, Francisco viajó de uno de los santuarios más importantes de América Latina, la Basílica del Santuario de Nuestra Señora de Aparecida, que él llamó un "santuario del sufrimiento humano".