Pyongyang conmemora fin de la Guerra de Corea

Ex combatientes de Estados Unidos, China y Corea del Norte asistieron el jueves a un acto del gobernante norcoreano Kim Jon Un con motivo del 60mo aniversario del fin de la Guerra de Corea.

Kim y militares de alto rango colocaron una ofrenda en el monumento a los veteranos de guerra en un nuevo cementerio en las afueras de Pyongyang. Kim asumió las riendas del país a la muerte de su padre Kim Jong Il a finales de 2011.

El acto dio inicio a las diversas actividades en Corea del Norte por el aniversario de la efeméride que será el sábado. A principios de semana, Corea del Norte estrenó una multitudinaria tabla gimnástica con un tema de la Guerra de Corea y ha programado para el sábado un desfile militar.

El conflicto duró tres años y terminó con un armisticio el 27 de julio de 1953, no obstante Corea del Norte llama a esa fecha el "Día de la Victoria". Ante la ausencia de un tratado de paz, persiste técnicamente un estado de guerra en la Península de Corea.

En Corea del Sur, miembros de la Academia Naval zarparon el jueves para efectuar una travesía de seis meses por 14 países, dentro de las actividades para rendir homenaje a quienes lucharon a favor de las fuerzas de las Naciones Unidas que encabezó Estados Unidos.

Corea del Norte invitó a ex combatientes de China, que pelearon al lado de ese país durante la guerra. China es el aliado más cercano de Corea del Norte y fuente de asistencia económica.

Entre los ex combatientes que asistieron a la ceremonia del jueves figuraron el capitán Thomas Hudner, de la Armada estadounidense, y el soldado raso de primera clase Dick Monelli, de la Infantería de Marina de Estados Unidos.

Ambos visitan Corea del Norte como parte de una misión que recorre el condado de Jangjin, mejor conocido para los estadounidenses como el embalse Chosin.

"Quisiera reunirme con algunos ex combatientes (nor)coreanos para expresarles mi gran pena por sus camaradas caídos y por mis camaradas caídos", expresó Bonelli.