China: Acusan a ex político de corrupción

El político caído en desgracia Bo Xilai fue acusado formalmente de aceptar sobornos y abuso de poder, informó la prensa estatal china el jueves.

La acusación allana el camino hacia un juicio más de un año después que Bo desapareció de la luz pública en medio de un escándalo político de gran magnitud.

La agencia noticiosa estatal Xinhua informó que la procuraduría de Jinan, en el este del país, presentó los cargos ante una corte intermedia de la ciudad. Eso indica que el juicio se realizará en Jinan, aunque el informe no indicó cuándo comenzaría.

Bo, ex jefe del Partido Comunista en la gran ciudad de Chingqing, en el suroeste del país, fue expulsado del partido en septiembre, acusado de corrupción, relaciones sexuales ilícitas y encubrimiento de un asesinato en el que estaba implicada su esposa.

La expulsión de Bo y la investigación de que fue objeto su familia sacaron a la luz los brutales enfrentamientos que la conducción prefiere ocultar y reafirmó el disgusto de una opinión pública escéptica por la corrupción en el seno del partido gobernante.

Bo fue acusado de abuso de poder, aceptación de sobornos y relaciones ilícitas con varias mujeres --que el partido prohíbe porque las considera fuentes de corrupción-- que se remontaban a más de una década atrás.

También fue acusado de participar en el encubrimiento del asesinato, por su esposa Gu Kailai, de un empresario británico, hecho que fue determinante en su caída. El año pasado, un colaborador de confianza de Bo huyó a un consulado estadounidense para denunciar el asesinato.

Gu Kailai recibió una condena a muerte en suspenso tras confesar el asesinato, y el colaborador, el ex jefe de policía de Chongwing Wang Lijun, fue condenado a 15 años de prisión por su encubrimiento inicial del asesinato y otros delitos.