NTSB despide a interno por dar nombres erróneos

Una persona que cubría un interinato en la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte y confirmó nombres erróneos y racialmente ofensivos de los pilotos del vuelo 214 de Asiana Airlines dejó de colaborar con el organismo, dijo el lunes un funcionario al tanto de la situación.

La fuente no está autorizada a hacer comentarios sobre cuestiones del personal y habló con la condición de que se respetara su anonimato.

Un conductor de la televisora KTVU-TV leyó al aire los supuestos nombres de los pilotos, pero después de un corte comercial pidió disculpas por el error. El reporte se acompañó de una gráfica con la lista de los nombres falsos y una fotografía del avión quemado que se estrelló el 6 de julio en el aeropuerto internacional de San Francisco, accidente que costó la vida a tres personas y causó heridas a decenas.

El video del reporte se extendió a través de internet desde que fue transmitido.

La NTSB (siglas en inglés de la Junta de Seguridad) indicó en un comunicado el viernes que el interno confirmó los nombres erróneamente "fuera del rango de su autoridad". Ni la televisora ni la NTSB han informado dónde se originaron los nombres.

La aerolínea he declarado que la noticia transmitida por la televisión "dañó profundamente" la reputación de la compañía y sus pilotos.

Asiana decidió demandar a KTVU-TV para "responder con firmeza a su reporte discriminatorio y racista" que desprecia a los asiáticos, dijo la portavoz de la empresa, Lee Hyomin. La querella seguramente se presentará en las cortes de Estados Unidos, agregó.

La aerolínea decidió no demandar a la NTSB porque fue la televisora, no la agencia estadounidense, quien dañó la reputación de la compañía, dijo Lee. No dio más detalles.

Kelly Nantel, portavoz de la NTSB, dijo que la agencia no discute asuntos específicos sobre su personal pero "ha tomado las acciones apropiadas para enfrentar esa situación". Añadió que los internos que trabajan en los asuntos públicos del organismo no reciben honorarios.

Tom Raponi, vicepresidente y gerente general de la televisora, señaló en un comunicado que la empresa no hará ningún comentario debido a la advertencia de la aerolínea de que la demandará.