Papa baja de vehículo para saludar fieles

El papa Francisco rompió el protocolo y ordenó que el vehículo abierto en el que viajaba el miércoles se detuviera para que pudiera besar a algunos niños y saludar a los fieles apostados a ambos lados de una calle cuando se retiraba de la ciudad de Aparecida, donde ofició su primera misa internacional desde que inició su papado.

El hecho ocurrió a la salida del seminario Bom Jesus, en Aparecida, donde almorzó y descansó después de su homilía. Francisco bajó del vehículo y caminó al lado derecho del auto, donde estrechó manos y un feligrés le acercó un niño pequeño, envuelto en un abrigo y un gorro, al que besó.

Después se trasladó al lado izquierdo del carro donde le acercaron otro niño de brazos, que también estaba bien abrigado, y al que también besó, antes de volver al vehículo, en el que continuó su camino hacia el helicóptero que lo llevó a Sao José dos Campos, en su trayecto de regreso a Rio de Janeiro.

Francisco rompió el protocolo dos días después de que el vehículo en el que se transportaba el lunes en Río de Janeiro, y que lo llevaba al centro de la ciudad, fuera emboscado por cientos de fieles que se abalanzaron sobre el automóvil mientras que los escoltas papales los empujaban fuera de él.

Este hecho alarmó a algunos jerarcas católicos y fieles y abrió un debate sobre el esquema de seguridad del sumo pontífice.

En Aparecida, los fieles se mantuvieron detrás de barreras metálicas resguardadas por la policía, por lo que nadie se pudo acercar al carro papal. A su llegada al santuario, el papa hizo el recorrido muy lento y los escoltas le acercaron cinco niños al carro para que los besara.

------

Con producto interactivo: http://hosted.ap.org/interactives/2013/papa-benedicto-es/

------

Siga a Marco Sibaja en Twitter https://twitter.com/marcosibaja