Sondeo positivo aumenta optimismo en la eurozona

Un sondeo atentamente seguido elevó la esperanza de que la rezagada economía de las 17 naciones de la eurozona pudiera volver a crecer.

La empresa de información financiera Markit informó el miércoles que su índice mensual de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) para la eurozona, un indicador general de la actividad económica, aumentó por cuarto mes consecutivo a 50,4 puntos en julio, de 48,7 en junio. El incremento refleja las mejorías tanto del sector fabril como las de los servicios.

Fue la primera vez en 18 meses que el sondeo superó los 50 puntos, la divisoria que separa el crecimiento de la contracción. El aumento fue mayor al anticipado --la opinión en los mercados fue de un crecimiento más modesto de 49,1.

"Las estadísticas actuales del PMI corroboran nuestra opinión de que la economía de la eurozona está pasando lentamente de la contracción a la estabilización", dijo el economista Tom Rogers, de la firma Ernst & Young.

Pese a ello, indicó Rogers, "dista mucho una verdadera recuperación", ya que siguen los despidos en varios países de la región y las dificultades que encaran las empresas para obtener crédito. El Banco Central Europeo (BCE) dio a conocer un nuevo plan para impulsar el crédito para las empresas, pero se desconoce cuánto demorará su impacto.

"Sigue habiendo mucho por hacer tanto por el BCE como los gobiernos para que la recuperación en los próximos 12-18 meses no se debilite y quede expuesta a retrocesos", dijo Rogers.

Sin embargo, las cifras del PMI elevarán la esperanza que la recesión en la eurozona, que ha durado desde el último trimestre del 2011, está llegando a su fin. La recesión se debió en su mayor parte a las dificultades de muchos países que encabezan la crisis de la deuda soberana europea, como Grecia, Portugal y España. Pero algunas de las mayores economías, incluyendo la de Alemania, se han visto afectadas en los últimos trimestres por el impacto de la débil economía entre los socios comerciales en Europa.

Las cifras del miércoles indicaron una sólida mejora en Alemania y Francia, las dos economías más ponderosas de la eurozona. Las cifras oficiales del segundo trimestre serán difundidas el próximo mes y algunos economistas creen que podrían mostrar el fin de la recesión en la eurozona.

"En conjunto hay indicios de que la economía en la eurozona se está recuperando y podría salir pronto de la recesión", dijo Ben May, economista europeo de la firma Capital Economics.