México: Mueren 22 personas por la violencia

Enfrentamientos en el estado mexicano de Michoacán, una entidad plagada por la violencia, dejaron al menos 22 personas muertas, incluyendo dos policías federales, informaron autoridades.

Hombres armados cerraron caminos en todo el estado y emboscaron patrullas de la policía en al menos seis puntos distintos durante el día, informó la Secretaría de Gobernación (Ministerio del Interior) en un comunicado.

La Segob indicó el martes que agentes federales repelieron los ataques y abatieron a 20 personas y dejaron heridos a un número sin especificar de agresores. Dos agentes murieron en los tiroteos y 15 resultaron heridos.

Los enfrentamientos entre el cártel de los Caballeros Templarios y la policía federal se intensificaron la semana pasada en el occidente de México. Al menos cuatro policías han muerto en refriegas con hombres armados desde el jueves.

El lunes, cinco personas murieron cuando unos hombres abrieron fuego contra un grupo de vigilantes comunitarios que estaban reunidos en una plaza del municipio de Los Reyes, Michoacán.

Alrededor de 300 vigilantes comunitarios enmascarados vistiendo camisetas similares llegaron al ayuntamiento de Los Reyes para anunciar que se harían cargo de la vigilancia de la ciudad. Minutos después, tres agresores dispararon contra la multitud, matando a tres autodefensas, un oficial de policía y un transeúnte, dijeron las autoridades.

Escuadrones de autodefensa se formado en los últimos meses en Michoacán y es gente que dice estar luchando contra la violencia, los secuestros y las extorsiones realizadas por los cárteles de la droga.

También el martes, las autoridades reportaron el hallazgo de los cadáveres de seis hombres en una aldea remota del norte del país, donde fueron incendiados varias viviendas y vehículos.

La procuraduría del estado de Chihuahua dijo que las seis víctimas halladas en Mesa de la Reforma fueron asesinadas a tiros, y dos de los cadáveres estaban decapitados.

Aunque cuatro de las víctimas vestían uniformes y chalecos antibalas, se cree que no eran efectivos policiales ni militares.

Los cadáveres aparecieron junto a una camioneta. Los investigadores recogieron más de 380 proyectiles de fusiles automáticos.

La aldea es parte del municipio de Guadalupe y Calvo, en el "Triángulo de Oro", una zona donde se cultiva la marihuana y la adormidera, o amapola.