Mario Díaz Balart
Mario Díaz Balart, el congresista republicano ha trabajado mucho tiempo sobre la reforma de inmigración con pocos logros por mostrar. Twitter

Una docena de niños vestidos con sus mejores ropas y con gorros de Santa Claus (también conocido como San Nicolás, Papá Noel o Viejo Pascuero) realizaron el lunes una visita sorpresa a la casa del legislador federal por Florida Mario Díaz-Balart para dar una serenata de villancicos al congresista republicano e instarlo a ejercer presión para impulsar la reforma migratoria.

Los inmigrantes están frustrados quien ha mostrado pocos logros Los niños portaban pancartas que decían "más acción, menos plática" mientras cantaban. Estaban acompañados de sus padres y defensores locales de los derechos de los inmigrantes. Aparentemente Díaz-Balart no estaba en casa. La policía llegó rápidamente, pero solo pidió al grupo que permaneciera en la acera pública.

Los inmigrantes están frustrados con el congresista, quien ha trabajado mucho tiempo sobre la reforma de inmigración con pocos logros por mostrar. Díaz-Balart ha dicho que apoya un proceso para legalizar la estancia de muchas de las 11 millones de personas que viven en Estados Unidos sin permiso, pero que enfrenta una oposición fuerte de muchos dentro de su propio partido.