George W. Bush
El expresidente de EE UU, George W. Bush. ARCHIVO

Estados Unidos condujo actividades de espionaje y monitoreo de comunicaciones electrónicas contra objetivos en el exterior autorizadas por el ex presidente George W. Bush tras los ataques de 2001, revelaron documentos desclasificados por la Casa Blanca.

La orden de desclasificación fue firmada el viernes por el director de Inteligencia Nacional, James Clapper, como parte de la respuesta del gobierno al litigio legal pendiente contra programas similares.

Los documentos indican que durante el gobierno de Bush, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y el Departamento de Defensa condujeron actividades de recolección de llamadas telefónicas y de contenido en internet.

Bush autorizó a ambas entidades utilizar "todas las capacidades" a su disposición para recolectar información en el exterior "por medios electrónicos", a fin de prevenir actos de terrorismo, de acuerdo con la orden ejecutiva que firmó el 4 de octubre de 2011.

La desclasificación fue consecuencia de la batalla legal sobre ese programa, tras las dos demandas que fueron interpuestas contra el gobierno después de que el presidente Bush reconoció su existencia en diciembre de 2005.

La oficina de Clapper indicó que después de las revelaciones hechas por el ex analista Edward Snowden, la corte que preside sobre esas demandas "instruyó" al gobierno explicar el impacto de las decisiones de desclasificar información sobre éstos en junio pasado.

La corte ordenó al gobierno revisar la desclasificación de toda la información anterior que se mantenía clasificada para proteger fuentes y métodos, y redactar una versión desclasificada de esos documentos.