Una de las parejas más populares de las 'celebrities' de Estados Unidos, Kim Kardashian y Kanye West, han sido pillados por los paparazzi durante una escapada a París.

Según señala USMagazine.com los futuros papás han elegido la ciudad del amor para desconectar una semana tras el revuelo mediático que se ha formado tras el anuncio del embarazo.

La pareja acaba de adquirir una mansión valorada en 11 millones de dólares en Bel AirKardashian, que lucía un traje blanco que no dejó ver aún su tripa de futura mamá, aprovechó su estancia en París para hacer shopping junto a su novio en las exclusivas tiendas de Lanvin y Céline.

El nacimiento de su primer hijo está previsto para el próximo mes de junio, pero la pareja ya ha comenzado a preparar el gran acontecimiento con la compra de una gran mansión en el lujoso barrio de Bel Air, valorada en 11 millones de dólares.

Una fuente cercana al círculo de Kim contó al diario Daily Star que a ella siempre le ha gustado el nombre de Liv, pues es una gran seguidora de la actriz Liv Tyler. Además, ese es el nombre de la discoteca favorita de la socialité.