La Corte Suprema de Nuevo México legalizó el jueves las bodas entre parejas del mismo sexo, al tiempo que declaró inconstitucional negarle una licencia de matrimonio a las parejas gay y lesbianas.

Las normas estatales no prohíben ni autorizan en forma explícita el matrimonio homosexualCon ello, Nuevo México se une a 16 estados y al Distrito de Columbia en permitir las bodas homosexuales.

Ocho de los 33 condados del estado habían comenzado a emitir licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo desde agosto, cuando un empleado administrativo de un condado en el sur de Nuevo México decidió autorizarlas en forma independiente.

Las autoridades del condado le solicitaron al máximo tribunal que aclarara la ley y estableciera una política uniforme en el estado en torno a las bodas gay.

Las normas estatales no prohíben ni autorizan en forma explícita el matrimonio homosexual. Sin embargo, históricamente los empleados administrativos de los condados han negado las licencias a las parejas del mismo sexo porque la ley incluye una solicitud de licencia que tiene secciones para el solicitante varón y para su prometida.