Tienda Meijer
Una de los supermecados Meijer en Midland, Michigan. WIKIPEDIA

Un cartero jubilado denunció su despido de un puesto como el encargado de dar la bienvenida a los clientes de una tienda en el norte de Michigan tras correr al estacionamiento para sofocar el incendio de un vehículo.

El supervisor me dijo que mi corazón estaba en el lugar correcto pero no mi cerebro

David Bowers, de 62 años, dijo que tomó un extintor después de que un cliente entró a la tienda Meijer en Gaylord el mes pasado pidiendo ayuda. Meijer, una cadena de la región centro-norte de Estados Unidos, no ofreció comentarios específicamente sobre el caso pero indicó que cuenta con políticas sobre qué hacer en situaciones de emergencia.

"El supervisor me dijo que mi corazón estaba en el lugar correcto pero no mi cerebro", dijo Bowers al canal de televisión WPBN-WTOM.

Su esposa, Lynn Bowers, dijo que ellos decidieron dar a conocer públicamente el despido después de recibir una tarjeta de Navidad de Meijer hace apenas un par de días.

"Me enfureció. No lo podíamos creer", dijo a The Associated Press el viernes, en referencia a la tarjeta. "Era el trabajo perfecto para él. Le encanta platicar".

Ken Kuzon necesitaba ayuda para apagar un incendio en la guantera de su camioneta el 14 de noviembre. Bowers dijo que salió de la tienda y entregó un extintor a Kuzon. Las llamas fueron sofocadas en cuestión de segundos.

Bowers regresó a su lugar desde donde da la bienvenida a los clientes.

"Esto es ridículo"

¿Por qué habría de ser sancionado por ser un buen samaritano?

"Mi camioneta se habría quemado por completo... creo que esto es ridículo. ¿Por qué habría de ser sancionado por ser un buen samaritano?", dijo Kuzon.

La cadena Meijer, con sede en Grand Rapids, emitió un comunicado en el que sugiere que Bowers no debería haber corrido hacia el vehículo.

"Contamos con procedimientos de seguridad muy claros para situaciones de emergencia, y capacitamos a todos nuestros miembros del equipo sobre tales procedimientos", señaló Meijer. "Tales procedimientos ayudan a garantizar la seguridad de todos, tanto de clientes como de miembros del equipo, y nuestros miembros saben que hay consecuencias cuando no los siguen".

Bowers había trabajado en Meijer por aproximadamente cuatro años y medio. El y su esposa trabajaron por años entregando cartas en el área de Detroit antes de jubilarse del Servicio Postal de Estados Unidos y mudarse al norte de Michigan.