El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, pidió al gobernador de Texas, Rick Perry, conmutar la pena de muerte contra el mexicano Edgar Tamayo para "revisar y reconsiderar" el caso, informó este jueves el Departamento de Estado. Perry ya le ha contestado diciendo que el reo "está sujeto a las leyes estatales".

En estos 19 años su defensa ha presentado apelaciones bajo el argumento de que no tuvo acceso consular tras ser detenido

"El secretario Kerry pidió en una carta aplazar la ejecución hasta que pueda ofrecer una revisión y reconsideración de si la falta de acceso consular, bajo la Convención de Viena, prejuició el caso", declaró Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado.

La ejecución de Edgar Tamayo, de 46 años, está programada para el próximo 22 de enero por el asesinato de un policía en Houston en 1994.

En estos 19 años su defensa ha presentado apelaciones bajo el argumento de que no tuvo acceso consular tras ser detenido, derecho estipulado en la Convención de Viena.

Este jueves los abogados de Tamayo solicitaron al gobernador Perry un aplazamiento de 30 días para la sentencia.

Harf indicó que el pasado 16 de septiembre Kerry envió la misiva al gobernador texano, puntualizando que el cumplimiento de las obligaciones de Estados Unidos incluye permitir el acceso consular a los ciudadanos extranjeros antes de presentarse a juicio.

Subrayó que la observación de esa obligación es "crítica" para que Estados Unidos asegure asimismo acceso consular y protección a sus ciudadanos.

Destacó que Kerry dejó en claro que Estados Unidos no puede pedir a los demás países otorgar acceso consular si están en prisión, "si nosotros no hacemos lo mismo", remarcó.

Indicó que en la misiva, el encargado de la diplomacia estadunidense subrayó que Estados Unidos valora mucho su relación con México y no podría pedirle reciprocidad si no se ofrece ese derecho en su propio país.

Respuesta de Perry

Por su parte, el gobernador de Texas ha respondido que Tamayo "está sujeto a las leyes estatales" y el hecho de que sea extranjero no le exime de ser ejecutado.

Si comete un crimen aberrante en Texas, será sujeto a nuestras leyes estatalesPerry reiteró la autonomía del estado de Texas para hacer cumplir sus leyes, en referencia al caso del mexicano.

"No importa de dónde sea, si comete un crimen aberrante como éste en Texas, será sujeto a nuestras leyes estatales, incluyendo un juicio justo frente a un jurado, así como a la pena máxima", dijo el gobernador.