Juez
Imagen de archivo de un juicio. ARCHIVO

Un hombre de San Diego, California, de 70 años de edad, enfrenta una potencial sentencia de más de cien años de cárcel por asumir identidades de por lo menos nueve niños que perecieron en Estados Unidos hace más de medio siglo.

El hombre compraba oro para evadir impuestos y confundir a las autoridades hacendariasLoyd Irving Taylor fue presentado este jueves ante una corte federal para enfrentar 16 cargos que le formuló un gran jurado por robo de identidad, declaraciones falsas para obtener pasaportes, evasión fiscal y comportamiento corrupto.

La procuraduría federal en San Diego reveló que Taylor ha estado preso desde abril pasado, cuando se descubrió que había asumido identidades de varios estadounidenses que perecieron cuando eran niños en la década de los años cincuenta.

Taylor, según el encauzamiento, habría usado las identidades e informaciones personales de los menores fallecidos para conseguir pasaportes a nombre de cada uno de ellos, y encima para formular apodos y otros nombres.

Con toda esa cantidad de información y documentos falsos, el residente de San Diego abrió diversas cuentas bancarias, adquirió inversiones y recibió donativos como grupo religioso.

El hombre compraba oro, entre otros bienes, para evadir pagar impuestos y confundir a las autoridades hacendarias estadounidenses.