Combate contra el narcotráfico
Elementos de las Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano.

Una corte federal estadounidense en San Diego sentenció este jueves a tres sospechosos de narcotráfico, que pretendían secuestrar a sus rivales en California y llevarlos a México.

Carlos Alberto Andrade de la Cruz, de Tijuana, fue sentenciado a once años de cárcel, y Luis Miguel Salas Rodríguez y Antonio Zermeño García, ambos de San Diego, recibieron condenas de ocho años de prisión. La condena al mexicano fue mayor, porque cruzó la frontera con documentos falsos para realizar los secuestros.

De acuerdo con la procuraduría federal y la Oficina de Investigaciones Federales (FBI), los tres traficaban en la primavera de 2012 metanfetaminas y fueron asaltados en Tijuana.

Sin identificar la organización a la que pertenecen en México, el FBI informó que intervino llamadas telefónicas en las que los tres sentenciados comentaban que tres narcotraficantes de San Diego eran quienes los robaron.

Los condenados pretendían secuestrar a los tres sospechosos en San Diego, llevarlos a territorio mexicano y, según las intervenciones del FBI, "hacerlos pozole", un término usado entre el hampa para referirse a disolver los cuerpos en ácido.

El FBI y el equipo policiaco del Swat intervinieron cuando el trío se disponía a secuestrar a los sospechosos de San Diego.