“Buen hombre”, el elogio de Trump que suena a mal presagio

En ocasiones es mejor no ser un buen hombre.El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha destituido y aceptado renuncias de una creciente lista de miembros del gobierno, como el secretario de...

En ocasiones es mejor no ser un buen hombre.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha destituido y aceptado renuncias de una creciente lista de miembros del gobierno, como el secretario de Salud y Servicios Humanos Tom Price.

Antes de que se conociera la noticia, Trump dijo estar decepcionado con Price por supuestamente hacer muchos viajes costosos en vuelos arrendados, cuando había opciones comerciales más económicas disponibles. Pero también le hizo cumplidos.

“Es un hombre muy, muy bueno”, reiteró Trump mientras salía de la Casa Blanca camino de su campo de golf en Bedminster, Nueva Jersey.

“Me sentó muy mal porque el secretario Price es un buen hombre”, dijo Trump, que después añadió: “Creo que es una pena porque como ser humano, Tom Price es muy buen hombre”.

No es la primera vez que Trump ha elogiado a alguien justo antes o después de señalarle la puerta.

Cuando el presidente se preparaba para separarse del que fuera su estratega jefe, Steve Bannon, se le preguntó por el destino de Bannon en una rueda de prensa en Nueva York.

“Me gusta el señor Bannon. Es amigo mío”, dijo Trump, antes de intentar distanciarse de su ex director general de campaña señalando que había ganado las primarias republicanas antes de que el estratega se sumara al equipo.

“Me gusta. Es un buen hombre. No es un racista, puedo decirles eso”, añadió Trump. “Es una buena persona y creo que la prensa le trata, con franqueza, de forma muy injusta”.

Unos días más tarde, Bannon estaba fuera.

El proceso fue similar para el jefe de despacho de la Casa Blanca Reince Priebus. Trump anunció la sustitución de Priebus con un tuit desde el Air Force One el pasado julio. Poco después, Trump habló con la prensa en una pista de aterrizaje bajo la lluvia, donde repitió su sentencia de “buen hombre”.

“Reince es un buen hombre. John Kelly hará un trabajo fantástico. El general Kelly ha sido una estrella, ha hecho un trabajo increíble por ahora. Respetado por todo el mundo. Un gran, gran estadounidense”, dijo.

¿Y Priebus? “Reince Priebus, un buen hombre”, reiteró Trump, y sonó como un epitafio.

El presidente también tuvo buenas palabras para su asesor de seguridad nacional Michael Flynn, cuya destitución parece ser la que más ha lamentado.

Al día siguiente de la renuncia forzosa de Flynn, el mandatario lo describió como “un hombre maravilloso” en una rueda de prensa en la Casa Blanca y volvió a acusar a los medios de tratarlo “de forma muy, muy injusta”.

También defendió su demora en destituir a Flynn pese a haber recibido advertencias sobre posibles conflictos.

“Este hombre ha servido durante muchos años”, comentó en una entrevista con NBC News. “Es un general, es _en mi opinión_ una muy buena persona”.