ELN se prepara para entrada en vigor del cese del fuego

El líder de la guerrilla que todavía sigue activa en Colombia ordenó el viernes a sus integrantes “suspender todo tipo de acciones ofensivas” previo a que entre en vigor un cese del fuego bilateral...

El líder de la guerrilla que todavía sigue activa en Colombia ordenó el viernes a sus integrantes “suspender todo tipo de acciones ofensivas” previo a que entre en vigor un cese del fuego bilateral este fin de semana, un hito en los esfuerzos para acabar con medio siglo de violencia política en la nación sudamericana.

En un inusual video que el Ejército de Liberación Nacional publicó en internet, su líder Nicolás Rodríguez dijo que confiaba en que los guerrilleros obedecerán sus órdenes de no atacar a militares del gobierno, un tácito reconocimiento de las dificultades que comandantes del ELN han tenido estando al mando de unos 1.500 elementos.

“No tengo ninguna duda de su lealtad a cumplir este compromiso hasta las últimas consecuencias”, dijo Rodríguez sentado frente a una laptop desde un campamento de la guerrilla, mientras varios rebeldes armados y enmascarados están cerca de ahí.

Las negociaciones de paz entre el gobierno y el ELN comenzaron en Ecuador en febrero con grandes expectativas, después de que Bogotá logró un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), una guerrilla mucho más grande.

Pero el progreso ha sido lento porque el ELN seguía a la ofensiva y aumentó los ataques contra oleoductos. Tan solo esta semana, al grupo se le atribuyeron dos ataques simultáneos contra un importante oleoducto cerca de la frontera con Venezuela que derramó crudo en varios ríos y cultivos, lo que afectó a unas 700 familias.

El viernes, el presidente Juan Manuel Santos firmó un decreto donde ordena a los militares no atacar a la guerrilla una vez que entre en vigor el cese del fuego temporal a partir de las cero horas del domingo. Santos dijo que este será el primer cese del fuego bilateral que el ELN firma en su historia.

En un principio, el cese del fuego durará hasta el 9 de enero, y posteriormente podrá renovarse por consentimiento mutuo. Como parte del acuerdo, el ELN ha prometido renunciar a la toma de rehenes, a reclutar menores y a atacar infraestructura. A cambio, el gobierno debe mejorar las condiciones de los rebeldes encarcelados y aumentar las protecciones para los activistas de izquierda en áreas controladas por la guerrilla.

“Como ha recomendado el papa Francisco, nunca debemos dejar de buscar la paz”, declaró Santos.

De acuerdo con el protocolo firmado por el gobierno y los negociadores rebeldes, observadores de Naciones Unidas recorrerán las 33 áreas en el país donde el ELN es más fuerte para supervisar la implementación del cese del fuego. Serán asistidos por la Iglesia católica, de donde provienen muchos de los fundadores de esta guerrilla, entre ellos sacerdotes y seminaristas.